miércoles, 1 de julio de 2009

Mandé ahorcarte por equivocación




Tú: ¿Sabes tocar aquello?

Yo: Soy joven

Tú: Pero es totalmente nuevo para tí...

Yo: Y soy capaz de hacerte vibrar

Tú: Conviérteme en una pieza de antología

Yo: A veces soy caprichoso pero te mostraré en todo momento un virtuosismo y una velocidad impresionantes

Tú: Tu asombroso vigor

Yo: Un infierno lleno de intenciones

Tú: Hazme subir la tensión

Yo: Me dirijo a tí como un diablo saltarín

Tú: Desconocido

Tú: Rehusado

Yo: ...

Tú: Ausente

Yo: Completa mi dirección. Indícame con xxx la causa de tu devolución

Tú: ¡Ábreme por simple tracción!

Yo: Pagaré tu franqueo

Tú: Lo veo...

Yo: Me paseo por el filo de las modas

Tú: A ultranza

Yo: Simbolizo plenamente la efervescencia de los ochenta

Tú: Incontestado maestro

Yo: Tengo un sólo ojo en la frente

Tú: En forma de reloj

Yo: ¡Te llegará la emancipación y surgirá la polémica!

Tú: La rabia de vivir, cariño



(7 minutos de silencio)



Tú: Inventa un argot porteño

Yo: ¿Específica jerga técnica?

Tú: Archiva mi expediente

Tú: Volvamos al lugar de la infracción. Rápido

Yo: Bien. Seré resolutivo

Tú: Es la hora de infringir lo habilitado

Yo: Sin duda, ha transcurrido el plazo

Tú: Así... ¡percúteme con tus índices! Allí...

Yo: El 26 de Mayo de 1942 revelé al mundo un irresistible tintineo

Tú: No pares, continúa la tramitación

Yo: Diriges el departamento de instrucción. Acataré tus órdenes de inmediato

Tú: Subdirígeme con tus rápidas gestiones. Hazlo

Yo: Servicio permanente

Tú: ¡Infringe todos mis preceptos!

Yo: Pero en días laborables

Tú: Descúbreme...

Yo: A mis 80 años todavía soy el que mejor sabe caldear el ambiente

Tú: Apasionantes aventuras

Yo: Tu lirismo me desborda con un mensaje limpio

Tú: La muerte de mi peluquero fue provocada por una tuberculosis extraordinaria

Yo: ...

Tú: Retenme a tu mástil por un arnés de seguridad

Yo: Apórtame tu evaluación

Tú: Te encuentro explosivo

Yo: Llevamos mucho tiempo así. Procede el sobreseimiento

Tú: En virtud de lo dispuesto...

Yo: Tengo motivos invalidantes

Tú: Circúlame pues

Yo: ...y fundamentos legales

Tú: Elévame, vamos

Yo: Te irás convirtiendo en terciopelo


Tú y yo. La luna, el sol. Primavera la espera. Verano la mano. Otoño un retoño. El invierno...¡un infierno! Eso es el amor. Sí señor.


¿O no?



ilustración: Joan Brossa (Barret-A 1988)

2 comentarios:

ROYO-VILLANOVA dijo...

... y los verdugos aparecieron con los pies amputados; no pude evitar la tentación, y tampoco es que lo quisiera. Simplemente, tenía que huir como fuese. Lo demás, fue fruto de ese ángel que a ellos no les protege: por esbirros, me temo. Aunque quizá no sea esa la causa original, pues en ocasiones también yo me he prestado a la connivencia asesina de algún señor. Eso sí, me advertía antes de saber muy bien a quién debía eliminar. Y nunca lo hice por ahorcamiento.

ESO ES LO QUE DIJO EL FALSO ANTES DE SER APLASTADO POR SU AMO.

Gaucho Divino dijo...

Usted de falso no tiene nada, amigo.
Y sé que antes de huir prefiere noquear.