viernes, 15 de diciembre de 2017

¿QUE FUE PRIMERO, EL HEROISMO O LA VILLANIA?



En el teatriyo eXXXpañol surgido del 11M, con sus ingenierías sociales, sus low profiles, la creciente ordalía de las víctimas ("si las agreden seguro que algo habrán hecho") y la constatación de que la violencia y la arbitrariedad son el mejor modo para conseguir privilegios, las más elementales y perogrullescas nociones y diferencias entre heroísmo y villanía se trastocan del todo. 















lunes, 30 de octubre de 2017

CONCISION FATAL



Se me ocurren mil consideraciones, ironías, análisis de trago largo entre lo que voy goteando en comentarios o posts del FB y también lo que me callo: podría, como otrora, alumbrar un artículo/tocho diciendo con pelos y señales las verdades del barquero Caronte pero, sabedor de que nadie va a reaccionar ni salir de su autoengaño (visceral o simulado), me limito a desahogarme con este proverbio cagarruta.



Los cobardes se vienen arriba a cuenta 
del bajo perfil de sus ¿contrarios?




viernes, 20 de octubre de 2017

LOS SOFISMAS PRESUNTAMENTE ENFRENTADOS QUE NOS IMPONE EL TEATRIYO




Buenos catalanes = Independentistas

Buenos españoles = Sólo dentro de la UE y de la OTAN

Si no crees en el prusés ni en la UE ni en la OTAN, no saldrás en la foto.

Por eso me reafirmo: sólo fuera del prusés y de la UE y de la OTAN, mirando hacia Eurasia y putinizando la administración territorial, se recuperaría la soberanía peninsular (peninsular, sí, porque sin la cornisa atlántica, todo esto resulta incompleto y descompensado).

FEDERACION IBERICA EURASIATICA O TEATRIYO EXXXPAÑOL, ESE ES EL VERDADERO DILEMA, LA AUTENTICA REVOLUCION PENDIENTE  

lunes, 2 de octubre de 2017

LA REALIDAD, ESE INCOMODO INVITADO...



Una de las lecciones más enjundiosas que he aprendido a través del FB en relación con qué opiniones sobre la actualidad generan más adhesiones y comentarios y cuáles más silencios (por lo general, más estruendosos por comparación -en lo que tiene el escaqueo de autorretrato-) es que la G-E-N-T-E prefiere volcar sus pasiones, sus ¿ímpetus?, sus "venidas arriba" más en los culebrones que en la realidad, más en los combates tongados que en las lides auténticas, más en los psicodramas (esa caricatura estupefaciente de los antiguos Misterios) que en la CIRUGIA...



lunes, 11 de septiembre de 2017

LA BIBLIA EN PESTE



a Beatriz, que me enseñó el arte del nanocuento


-Oh, Señor, ¿por qué a mí?

Preguntó la rata Job en el laberinto. Y el Señor, ajustándose las lentes de montura plateada y componiéndose con un punto de coquetería la bata blanca, le respondió con torrencial jovialidad (que viene de Jove, todo sea dicho):

-Nos ha jodío, porque un día de éstos me dan el Nobel. Vamos, ratita, tú a lo tuyo. Verás como superas también esta prueba...






lunes, 28 de agosto de 2017

NUBLADO



Leo bajo el sonido del chaparrón tras los cristales el SAN GENET en sus páginas más explícitas de "bad trip" (se habla de traición como ascesis: traición, soga en casa del ahorcado que se sintió "asqueado" por un Céline previamente objeto de ¿admiración? ¿envidia? y "traumatizado" por los procesos de Moscú, un "trauma" lo suficientemente ambiguo como para dar pie a piezas tan complejas como EL ENGRANAJE o LAS MANOS SUCIAS). Para enjuagarme de oscuridad, alterno con el primer volumen de la CRITICA DE LA RAZON DIALECTICA, siempre más luminoso en tanto que polémico (Sartre se viene arriba anímicamente cuando polemiza, en tanto hay implícita una expectativa nunca abandonada de jugar su rol como líder de una opinión aún por concretar, por construir: al contrario, las biografías -ya lo mostró con Baudelaire, lo muestra con Genet y supongo lo repetirá con Flaubert-, en tanto que juego introspectivo de los espejos, siempre tienen ese tono de bajón, de ojo pipa mirándolo fijo, testigo de todas las dobleces, cual vértice umbilical del espejo de la reina en BLANCANIEVES). 

Podría estar leyendo tantas otras cosas que me esperan en el disco duro y que me resultarían más estimulantes, como las novelas de DEXTER, o cosas de la Highsmith que aún no he catado, o números del ELEMENTOS todavía vírgenes de mi pupila, o ese montón de Barojas cuya relectura me resulta tan adictiva... Pero sé que es éste el momento, la perfecta coyuntura para patinar por la bruñida y seca superficie del ojo pipa. Coyuntura consonante, con estos impasses en proyectos con vocación de insuperables, con estas lamidas de heridas de quienes no hace tanto tiempo se sentían florecer, con estos alejamientos tras reencuentros llenos de luz y promesas, con este limbo que parecía haber acabado y, por el momento, no, ahí sigue, con su kippel, su mierda. Con esta existencia tan tópicamente sartriana. 

A ver si para final de año, coincidiendo con el final de estas lecturas acres y cómplices más en la morbosidad del bajón que en la empatía de la afirmación, el limbo se disipa y sabemos a qué atenernos, si no en todo, en bastante...

Pero, por el momento, está nublado, sí, nublado.

viernes, 7 de julio de 2017

SARTRE: UNA INTRODUCCION



"Naturalmente que en nuestra casa todo el mundo creía: por discreción. Siete u ocho años después del gobierno Combes, la incredulidad declarada conservaba la violencia y la indecencia de la pasión; un ateo era un original, un furioso a quien no se invitaba a comer, por temor a que «hiciera una de las suyas», un fanático lleno de tabúes que se negaba el derecho a arrodillarse en las iglesias, de casar en ella a sus hijas y de llorar deliciosamente, que se imponía probar la verdad de su doctrina por la pureza de sus costumbres, que se encarnizaba contra sí mismo y contra su felicidad hasta el punto de privarse del medio de morir consolado, un maniático de Dios, que veía Su ausencia por todas partes y que no podía abrir la boca sin pronunciar Su nombre; en una palabra, un señor con convicciones religiosas. El creyente no las tenía: las certidumbres cristianas habían tenido el tiempo suficiente de probarse en dos mil años, pertenecían a todos, se les pedía que brillasen en la mirada de un sacerdote, en la penumbra de una iglesia, y que alumbrasen a las almas, pero nadie necesitaba tomarlas por su cuenta. Era el patrimonio común. La buena sociedad creía en Dios para no hablar de Él."


Me interno en una asignatura pendiente. Un detonante: el amigo Tena me lo definió como SU filósofo. Otro: con mi cuchitril kippelizado y este entorno eXXXpañol de otredades infernales adobando mi cierre de círculo existencial pueril/senil, intuía que era el momento en que mejor podía acercarme al mundo sartriano.

Hasta ahora me habían separado los árboles: esa fisonomía horrorosa, como de Yves Montand con antifaz de camaleón; su condición de máximo icono durante décadas de eso tan genuinamente occidental, la progresía (cuando yo había descubierto la grandeza de Stalin -como también la de uno de sus servidores, el draculino Bergamín- por lo que tenía de antiprogresista, de provocativamente arraigado, de viejunamente incorrecto, exactamente como lo había hecho Dugin con el padrecito unos lustros antes); o la acre impresión que me produjo la lectura de algo suyo (LA INFANCIA DE UN JEFE, que como retrato de un fascista en germen me pareció tópica, impostada e impostoramente "militante", sin los hallazgos objetivos que ya había descubierto en las vivisecciones del fascismo ad uterum realizadas por un Zeev Sternhell o en las lúcidas reflexiones que me brindaba en las tertulias de los viernes el zenmeister Rafa, tan de vuelta de las miserias "nacionales").

De Sartre sólo había dos cosas que me resultaban simpáticas, su valoración de Frantz Fanon (con esa frase sartriana que ornaba el prólogo a LOS CONDENADOS DE LA TIERRA -"el odio es el único tesoro del insurgente"-), y dentro de su tortuosa relación con el comunismo, su tozuda negativa a caer en la fobia "pentagonal" hacia Moscú, tan tentadora para otros de su generación tanto conversos como puretas (esa estupendez gauchoatlantista que siempre acaba hediendo a troskismo...).

Me he descargado un buen montón de títulos de mi bookdealer habitual así como algunos volúmenes complementarios (de su consorte Beauvoir más una biografía, SARTRE: A PHILOSOPHICAL BIOGRAPHY de Thomas R. Flynn): usando la biografía como bitácora, iré leyendo por orden cronológico. He empezado con LAS PALABRAS (sus memorias de infancia que, por el momento, con su compulsión por los libros, los tebeos y el cine, más su infancia "revejía" -con diferencias y semejanzas notables en cuanto a tutelajes y mutaciones de rey de la casa en patito feo-, no me está resultando demasiado ajena y sí bastante amena).

En fin, aún no le han crecido pelos en las partes aunque acaba de matar a Dios. Cuando acabe este libro, me esperan EL MURO Y OTROS CUENTOS PRIMERIZOS (donde me volveré a topar con LA INFANCIA DE UN JEFE -veremos si con la relectura varía o se confirma mi primera mala impresión-) y después LA NAUSEA y los primeros tochos duros de roer (LA TRASCENDENCIA DEL EGO, EL SER Y LA NADA...).

A suivre...



sábado, 1 de julio de 2017

SOÑANDO CON EL TITANIC (cabezadita de sobremesa)


Zzzzzapeando tras la paella de lentejas a la mariñeira (con sus alguitas, su bonito, su salsa de ostras... -bueno, ya daré la receta en otra ocasión-), quedéme traspuesto y, en esto, aparecióseme Heliogábalo con toda su pompa (de jabón) y vestido de capitán de trasatlántico. Por la rutina del tópico, empezó a interpelarme con guiños y visages (que yo confundí con Louis de Funes, pero en realidad el referente era Artaud, su evangelista): con aquellos galones y aquellas muecas me retrotraje a EL GENDARME DE SAINT TROPEZ y, transido por la vis cómica, no le pillaba el discurso. Amoscado, diose cuenta de mi zumba y cachondeíllo y deceleró su expresión hasta adquirir la prosopopeya de un José Antonio Marina dirigiéndose a una audiencia de iletrados seguidores de LA QUE SE AVECINA. No acababa de cuadrar del todo el punto al insigne filósofo/tertuliano y la cosa quedó a medio camino, con un algo a lo capitán Spaulding (por otra parte, muy oportuno dado lo "titánico" de la situación). Me explicaba paciente que ese barco era su mayor "orgullo" y que iba a durar por lo menos mil años (¿acaso las retransmisiones simultáneas de su puesta a flote en las televisiones de Carmena y Cifuentes no lo atestiguaban? -aquí no pude dejar de pensar por un momento en los momentos más náuticos de Fellini en AMARCORD y, cómo no, en Y LA NAVE VA... con ese aroma intenso a rinoceronte con diarrea-) y cómo yo era un pobre desubicado de la realidad al ver icebergs amenazando tanta imponencia desde los confines siberianos, confucianos o parsis. ¿Una nave tan fashion y guapísima de la muelte desarbolada por una cosa tan bárbara y elemental como un coscorrón de hielo? En esto, un a modo de cabeza volante de Marx en el film ZARDOZ pero en plan frappé y con los rasgos del Putin Amo se comenzó a divisar en lontananza. Como el capitán Heliogábalo, empeñado en persuadirme de mi errónea y absurda posición, daba la espalda a la proa y también al creciente acojone de la tripulación y pasaje, el barco, sin directrices, iba derechito al redentor desastre. Yo me empecé a sonreir con malicia adventista (que a mí estas cosas me ponen...). Las últimas palabras que dijo el capitán fueron de antología: 

 -¿De qué te ríes, chaval?... Que esto es muy serio... 

 Y tánto. Oh, capitán, mi capitán...



miércoles, 28 de junio de 2017

DE ORGULLOS Y PREJUICIOS (o el pendulazo para quien se lo trabaja)



(esta noche he soñado con la siguiente realidad apócrifa: 
cuando la oronda Amy Lowell dio calabazas al minotauro Hulme
 y éste, con laberíntica concisión, decidió llamarla al orden...)




La parafilia, en sí, no es pecado. Lo es cuando se arroga el rango de norma y pretende señalar qué es pecado y qué no. Ahí comienza la cuenta atrás hacia su traumático despertar...





lunes, 22 de mayo de 2017

EXXXPAÑA: UNIDAD DE DESTINO EN LO DISFUNCIONAL




Odio a todo lo que huela a gestión (aunque sea torticera) pero un odio tongado, confiando en que el piloto automático (Rajoy) siga marcando la inercia obediente a designios extranjeros. Francia en los 30 (lo cuenta Drieu en esa gran novela/testimonio, GILLES) vivió algo parecido con Laval (su piloto automático, que pocos años después, en su calidad proteica de radical/socialista, sería el activo más eficiente para los ocupantes). Rajoy, rizando el rizo por aquello de su condición amebiana (por etnia y por ¿género?), es a un tiempo el Laval de los 30 (piloto automático) y el de los primeros 40 (lacayo de los titiriteros de fuera, en su calidad proteica de derechista "low profile", interino perenne, traidor a sus votantes y leal a Bruselas y Washington -con Washington anda últimamente algo perdido porque no acaba de pillarle la subrutina a Trump-). En tanto, el personal (eso que llaman "la militancia") se divierte incidiendo en lo jerk, en los cul de sac a que conduce el ressentiment de l@s alérgic@s a la excelencia, en las venidas arriba premeditadas y afeitadas de cuerna, desde esa mezcla tan inefable de cobardía e idiotez tan propia de l@s demagorreic@s que nos saturan, dando una nueva vuelta de tuerca a lo iniciado un infausto 14M de 2004.

La Francia de los 30, dimitida de sí misma, se redimió en el mercado negro de la travesía de París, en las levas forzosas que vivió Abel Tiffauges o en los läger donde la diñó la Nemirowsky. Todavía me pregunto cómo y cuándo se redimirá la EXXXpaña de hoy, UNIDAD DE DESTINO EN LO DISFUNCIONAL.