miércoles, 14 de agosto de 2019

LA SEÑORA PRESIDENTA



He seguido a intervalos la sesión de investidura de Isabel Díaz Ayuso. Quería más que nada tragarme el evento por pillar a la sra Monasterio en directo en plan espada de Damocles pero al final se me escabulló entre zapeos e ir a por la infusión (ya la veré en algún diferido del You Tube), así que me concentré en la presidenciable.

Viéndola, recordé intervenciones suyas hace años como tertuliana y que se me había quedado esa mirada un punto incendiaria y esa sonrisa un tanto teleósteamente voraz (que con la voz algo estridente me la sitúa en mi hermenéutica particular como la hermana "con aguijón" de Inés Arrimadas). Ahora también me ha hecho pensar en la Teresa Lisbon de EL MENTALISTA (sería como una versión más chupadita y nerviosa).

De sus intervenciones, agradecí las siguientes perogrulladas, el rescatar la expresión "HIJOS DE PAPA" en su acepción más vizcainiana (esto es, de Vizcaíno Casas) y el repaso florentino al PSOE y la ¿izquierda? zetapodemita en general, alternando con guiños a la vieja guardia del partido de Ferraz hoy arrinconada por "facha" (Felipe, Leguina, Paco Vázquez...) y ese masaje disociativo/respetuoso a su oponente Gabilondo al que ponía amablemente en evidencia como tonto útil de un chusmerío que "no se lo merece". Por supuesto, no podía faltar la mención al supremacismo moral de la sartén contra el cazo en materia de corrupción (manera elegantemente elíptica de romper una lanza por sus antecesoras en el cargo) y, como grand finale, responder a la campaña amarillista (vamos, se lo pusieron a güebo) contra su familia, con un tono épico de clase media devorada por la crisis que tocará la fibra de no pocas pymes y emprendedores embarrancados y que oblicuamente era un ritornello al palitroque contra el gauchismo sobreactuado de tanto "HIJO DE P...APA" (en este momento no habría estado mal una espontánea asomando con pancarta dedicada a John Galt -habría sido el broche-). 

En fin, sin tener la patricia campechanía de doña Espe ni el aplomo destroyer de Cayetana Alvarez de Toledo, en su modo un poco eléctrico y atropellado, creo que el debut dialéctico de la señora presidenta de la comunidad en la que nací y vivo tuvo su encanto.

domingo, 7 de julio de 2019

EL OUTING COMO RELIGION DE ESTADO



"TODO LO QUE NO SEA RESPETO REVERENCIAL SERA CONSIDERADO DELITO DE ODIO" (el Gran Hermano dirigiendo un ¿Mundo Feliz?)


La historia se repite una y otra vez cuando las "salidas del armario" acaban en trágala constantiniana como disposiciones del BOE.

Puede ser una parafilia, un credo religioso o una pulsión identitaria: siempre una parte (secuestrando esa parafilia, ese credo, esa identidad) se hace pasar por el todo y, si no se forma parte de ese todo, no se es nada. 

Lo más grotesco en estos casos son quienes hacen el papel de "charnego agradecido" para acabar escracheados, zarandeados y a medio linchar (Cs ahora con la cosa del "orgullo", Gallardón no hace tanto cuando el 15M). Los complejines de la derecha es lo que tienen. 

Cuando el 15M tuvo que ser un encallecido "vieja guardia" del PSOE, Rubalcaba, inasequible a complejines y de vuelta de todas las razones de Estado, el que ordenase la primera carga policial. 
Veremos quién hace aquí de Rubalcaba. O lo mismo, nadie, más allá de las estridencias de la sita Pepis de Inés Arrimadas. Y es que, ORGULLO CON GUSTO NO PICAAAAAA...



viernes, 28 de junio de 2019

¿TERCERA ESPAÑA O ESPAÑA DE TERCERA?



Mi buena amiga Esther Peñas, de natural difícilmente ubicable en estos tiempos de etiquetaje y compartimentación, se sintió lógicamente atraída por la noción de TERCERA ESPAÑA al punto de dedicarle una entrada shadowliner al libro que más ha tratado este concepto. Para mí, aún más autistónomo que Esther, el paradigma de esa TERCERA ESPAÑA sería Unamuno y su pasión crística de los últimos días, braceando agónicamente en el maelstrom del choque entre "hunos" y "hotros". Otro ejemplo sería el desgarro geográfico/anímico de los hermanos Machado. O también las peripecias de Pla y Estelrich con su espionaje al servicio de un bando, tras el fracaso del intento centrista en torno a Portela para evitar lo inevitable. O, en parte relacionado, la presencia combatiendo en ese mismo bando de hijos de los puntales de aquel imposible conciliábulo AL SERVICIO DE LA REPUBLICA.

Como antimateria de la TERCERA ESPAÑA, la torsión inmoral del trilerismo representado mayormente por Lerroux y algunas de sus escisiones. Votos en almoneda (hoy tan en boga con eso de amenazar con que "si no me apoyas a mí, me voy con el contrario, porque la prioridad no es un país o unos principios, sino que YO me mantenga mecido por las mieles más mecanicistamente materiales del Poder"), relativismo general camuflado de tolerancia y/o sangrehorchatescos y ameboides "perfiles bajos" que nos vende como más aceptable un GH parlamentario en el cual los choques dialécticos entre Calvo Sotelo y Pasionaria hubiesen acabado no con la muerte de uno de los contendientes, sino haciendo unas risas juntos luego en el bar de las Cortes (y es que, ante determinadas ucronías de aquelarre amoral, el OTROS VENDRAN QUE BUENO ME HARAN puede aplicarse hasta a TODA UNA GUERRA CIVIL), o familiares de víctimas del terrorismo que (entre un odio tribalmente delirante y un punto de picaresca -por aquello de que "la vida continúa"-) culparán antes a Aznar o a VOX que a los auténticos victimarios (por aquello de "no caer en la islamofobia" o de no sabotear el "proceso de paz" que ha convertido a ETA en EmériTA). Habrá quien pretenda arrimar este trilerismo al ascua de la TERCERA ESPAÑA: yo lo considero más bien una ESPAÑA DE TERCERA, sólo apta para el desguace o la ocupación foránea (ya que parece incapaz de ocuparse de sí misma). Hay algo de todo ello con las cuestiones centrífugas (día a día más relativizadas por gobierno y oposición con el batiburrillo de pactos, casuismos -las siglas que "pecan" en Navarra o en Cataluña son aceptables para pactar en La Mancha-, "males menores", blanqueo de sujetos con delitos de sangre -en tanto se demoniza a quienes, desde luego, no han caído en la rigurosa simetría contraria de emeritar a, por ejemplo, los perpetradores de la matanza de Atocha o de la muerte de Yolanda González y exigir su presencia distendida en el canal 24H o disfrazarlos de Santa Claus por Navidad...-), o con el espatarre/dislocación del abanico legal mucho más estrecho que Aznar dejó (a mi juicio, con buen criterio) para evitar una degradación del espectro político, de la seguridad y de los valores de convivencia.

Quizás ahí esté el quid de la demonización a determinada formación política: no sus anecdóticas sobreactuaciones más de forma que con fundamento, sino su adn AZNARIANO, su reivindicación de un ordenamiento legal truncado tras el 11M (no es casual que quienes han investigado más la turbiedad de tal suceso hayan seguido atentamente el catártico devenir de la citada formación) a partir del aluvión kirchnerista azuzado por ZP. No es Le Pen o Salvini, ni siquiera Orban, las ominosas sombras que se reprochan a VOX. Es la desagradable posibilidad para quienes se han beneficiado del zetapodemismo y de las concesiones rajoyanas, de que una recuperación de la política aznariana actúe y desbarate las emeritizaciones de violentos, el afeitado de cuerna en sentencias judiciales y penas hasta el extremo del tongo, la impunidad mediática como deformadora de la sociedad en ese constante juego de rol guerracivilista, esto es, la reversión del desorden establecido.

Como suelo decir, lo único bueno de Sánchez es su oportunismo pedestre, su completa ausencia de mesianismos, lo que le llevará a huir de actitudes numantinas y a arrimarse al que considere caballo ganador. Esta versión amoral y degradada de la REALPOLITIK por el momento nos ha rescatado de la aporía rajoyana y, en su "marchosidad" frenética (ese broker político llamado Iván Redondo...), evita que la Historia se extriña, y así el tránsito fluye, y los zurullos se disuelven, y acabamos por ver la luz. Es situación, sí, repugnante pero de seguro necesaria hacia la CATARSIS FINAL. Cuando la ESPAÑA DE PRIMERA a la que aspiró desde sus feraces dudas y contradicciones la TERCERA ESPAÑA acabe por esbozarse sobre las ruinas de esta ESPAÑA DE TERCERA.
 

miércoles, 26 de junio de 2019

EL REPUTADO VOTO DEL SEÑOR C



En circunstancias excepcionales hasta las monjas de clausura votan...


Una mañana el Waldgänger salió de su casita del bosque y bajó al mundo (ese mundo demoníaco y carnal del que nos hablan las Escrituras) para hacer algo que se había prometido no hacer desde décadas, ventenios, trentenios: meter papeleta en urna

Su voto era rito y testimonio de reconocimiento a un punto de inflexión, a una caja de truenos que se abría, a una puerta estelar por la que se colaba la realidad redentora hasta ahora impenetrable en el cenagal de un ¿país? dimitido, encanallado, ahogado en cobardías y autoengaños cada vez más burdos (harapos inexistentes de un emperador impresentable).

Hace unos días nos lo dijo a unos pocos que, aunque atentos, seguíamos en la abstención (que él mismo había ejemplificado desde que lo conocimos) y nuestro pasmo no tuvo limites.

Y entonces pensé: OJALA ESA FORMACION POLITICA ESTE REMOTAMENTE A LA ALTURA DE ESE VOTO...

En realidad, no importaba. Ese voto no iba dirigido a unas siglas concretas sino al desgarrón en el tejido de un zeitgeist hasta entonces impermeable a los sucesos de fuera, al estallido de la burbuja terminal que hasta el momento se negaba a asumir su condición de burbuja (como ese coyote de los cartoons que, más allá del abismo, no cae hasta darse cuenta de que no hay suelo bajo sus pies).

El Waldgänger votaba a bríos pero, a diferencia de como yo lo hice, en su tiempo y en su lugar. En ambos casos, sabiendo que para la tonterida NO HAY VUELTA ATRAS.

martes, 18 de junio de 2019

¿esclaVOX?: va a ser que no...



Igual es por el componente criollo del adn de Ortega Smith y la sra Monasterio, pero parece ser que VOX, tras su desfloración andaluza, no está muy por la labor de perpetuar el rol de esclava sexual a merced del amito CIUDADANOS, gustoso de aceptar sus votos pero sin reconocer contrapartida alguna, un poco como los déspotas "ilustrados" del Nuevo Mundo (despotismo ilustrado: esa cosa tan macronita y "vallseuse"...) retozaban con las esclavas pero no estaban dispuestos a reconocer y cargar con los frutos engendrados. Si VOX es tan nefando para los socios del PNV en Estrasburgo (el PNV -compi de eurogrupo de VOX y Macron-, partido tan impolutamente defensor de la convivencia, la tolerancia y la pluralidad, siempre que los "otros" estén muertos, exiliados, calladitos o no hagan alardes de afirmación navarrista), debería de serlo para todo, incluida la NO ACEPTACION del concurso de VOX para sacar pactos adelante. Y no esa curiosa versión del concubinato político que pretende imponer el lerrouxismo riverista a los "ultras" de VOX (repetición en clave de farsa de aquellos ascos en la República a la presencia de la CEDA en el gobierno, asquitos y pataletas -ese otoño caliente del 34- que acabarían por polarizar la cosa con el ascenso de algo bastante más a la derecha -el Bloque Nacional de Calvo Sotelo en los comicios del 36- y unos meses más tarde la catarsis del 18J, amén del completo desfondamiento de los lerrouxistas, despreciados por ambos bandos en la guerra civil, como pago a su trilerismo impenitente). Ya digo, resulta ¿paradójico? que los campeones del "centrismo políticamente correcto" (con esqueletos en su armario bastante peores -por cutres y mercenarios- que VOX -oh, aquella fallidísima operación LIBERTAS-) exijan a los "ultras" el voto pero no la voz (al final, en efecto, tienen bastante que ver con sus compis de Estrasburgo, Macron -el Buteflika galo, en su condición de parche negador de lo innegable- y el PNV, déspotas cada uno a su manera).


domingo, 9 de junio de 2019

AVENTURA EN PELOTAS (quien ¿quiera? entender...)



La desnudez neta (honesta, virginal -y, por virginal, inexorable-) del principio de REALIDAD resulta tan insoportablemente incorrecta para la mayoría de las gentes moldeadas por la dinámica terminal de este fin de ciclo que, una y otra y otra vez, sienten la necesidad de autoengañarse pretendiendo vestirla  con los improbables ¿trajes nuevos? del emperador.


ilustración: Michela Liberti

martes, 4 de junio de 2019

EL FUTURO, PARA QUIEN SE LO CURRA


Dejando aparte que su enmienda a la totalidad de los presupuestos en Andalucía pueda ser un gesto estratégico de VOX para mantener el pulso con Cs en los pactos pendientes en el resto del país, atengámonos a las razones que han dado para dichas enmiendas, el "continuismo" de dichos presupuestos en relación con determinadas partidas vinculadas a la tonterida (ginagorrea "de género", secuestro de la homofilia por los protocolos LGTB, memoria ¿histórica?...) y contrastémoslas con la realidad del planeta (son los defensores de la tonterida quienes más inciden en la globalización y en pintar a VOX como un residuo testimonial de "otros tiempos" -¿qué "otros tiempos"? ¿Franco? ¿Suárez? ¿Felipe? ¿Aznar?: porque si analizamos las diferencias y coincidencias de VOX con dirigentes hoy retirados de muy diverso pelaje nos podemos llevar más de una sorpresa- así que es justo contemplar GLOBALMENTE quiénes están más a favor o más en contra del discurso de VOX contra los asquitos, complejines y desplantes de Cs y las ambigüedades lerrouxistas de esta formación, empezando por los puntos fuertes de su bagaje dialéctico -denuncias de la corrupción y de los excesos centrífugos-, cuando gobernó con Susana Díaz sin problemas durante años -una Susana que, desde luego, no se dedicó a investigar las vergüenzas de sus compañeros de partido, esos mismos que se supone auditaría el nuevo dueto PP/Cs- y comparte eurogrupo con el PNV -responsable último de que la coalición navarrista de la que forma parte no llegue a incidir decisivamente en el futuro de su región-).




Ustedes mismos. Un mapamundi, una wikipedia, unos dirigentes (en algunos casos, aspirantes a ello) con bastante refrendo popular (lo que implica también unas poblaciones no precisamente escuálidas en número).

CONCLUSIONES:
¿Asia y Africa están mayoritariamente en contra del discurso de VOX?
¿La Europa de ahora mismo también?
¿Y quien gobierna en los USA?
¿Y en América Latina cómo está la cosa en estos momentos?

¿Quiénes están realmente en contra del discurso de VOX y podrían considerar que Cs es una formación modélica y ejemplar, profundamente fiable tanto en su argumentario como en sus decisiones?

VOX todavía tiene que demostrar con su devenir si es más fiable que Cs pero, desde luego, es más peliagudo acusarlos de que su discurso es inactual y desconectado de la realidad del planeta. El viento de los tiempos sopla a favor de ese discurso: si no lo degradan con sobreactuaciones y reduccionismos demagógicos o lo "afeitan" de cuerna con tentaciones cortoplacistas, ese discurso es el que, más tarde o más temprano, marcará el compás también por estos pagos. Si no defendido por VOX, por otros que lo recojan. Al tiempo...

Como dice mi buen amigo el zenmeister "LO MEJOR DE UNA SITUACION TERMINAL ES ESO, QUE SE ACABA".

lunes, 27 de mayo de 2019

LA LLAMADA AL ORDEN Y EL FINAL DEL MARASMO



"LA LLAMADA AL ORDEN: DISCIPLINA Y LIBERTAD"
(Jean Cocteau, artista multitarea y vanguardista conservador)

"ESTAS ELECCIONES SUPONEN EL FIN DE CICLO DEL 15-M"
(Narciso Michavila, demóscopo no adscrito a Sánchez)



Las elecciones del pasado 26 de mayo culminan lo iniciado con la catarsis andaluza del 2 de diciembre y continuado en las generales del 28 de abril, esto es, el giro general "a la derecha" de la política española.


En el caso del PSOE, este giro se traduce en la recuperación del voto perdido hacia el marasmo podemita, recuperación constante tanto en las generales como en las municipales, autonómicas y europeas. El giro se remacha con las mayorías operantes (Extremadura y La Mancha) en baronías especialmente críticas con la ambivalencia del discurso monclovita respecto al prusés y al radicalismo abertzale, en tanto que hay pérdida de operatividad en las mayorías más cercanas a Sánchez (caso de Madrid, tanto Ayuntamiento como Comunidad). Fruto también de este giro es el hecho de que en la actual debacle podemita, los menos afectados hayan sido quienes se han liberado del yugo pablillesco (Kichi en Cádiz y Errejón en Madrid) por mor de una visión más pragmática y menos espástica.


En cuanto al techo de voto de la derecha acomplejinada (concentrada mayormente en Cs), tras llegar al copo en abril con el subidón del partido riverista, ahora la cosa se estabiliza permitiendo la recuperación del PP a costa de parte de los sufragios de hace un mes a VOX y dejando claro que Casado se sostiene mayormente sobre votantes contrarios tanto al "perfil bajo" de Rajoy como a guiños "progresistas" (esos que representaron en su momento Gallardón y Cifuentes -y no es casual que el segundo de ésta, Garrido, acabase en Cs-), votantes que podrían volver a desertar si hay tentaciones de retomar el ¿centrismo? ameboide de Rajoy ("la derechita cobarde", en frase de Abascal).


Respecto a VOX, su papel principal ahora mismo es el de vigilante de las esencias conservadoras que puede condicionar la actuación del PP. El no haber logrado prácticamente liderar instituciones pero sí instalar concejales, consejeros y diputados le permitirá ser llave de gobernanza en no pocas situaciones y poner en evidencia a PP y Cs si se dejan influir por los chantajes de la demagorrea "antifascista", "de género", centrífugos, etc. Los dos elementos más interesantes por el momento de esta formación (Ortega Smith y la sra Monasterio) controlan Madrid y, si saben negociar con habilidad y firmeza, pueden erradicar para bastante tiempo las ambivalencias ya mentadas que supusieron Gallardón y Cifuentes (a la vuelta de la esquina, con motivo de las astracanadas del "orgullo", tienen ocasión de hacer valer su presencia). Su perfil más "salviniano" ha quedado reforzado en los buenos resultados obtenidos en las plazas de soberanía ceutí y melillense y su rol de escisión consecuencia de la dejación rajoyana queda claro en su presencia en el Levante (Murcia, Valencia y la pica en un predio centrífugo como las Baleares -y más concretamente, en la capital Palma-). Y también es interesante su presencia en la España "vaciada" (Castilla y León, La Mancha, Aragón) que, supongo, podría haber sido mayor de haber tenido una más nutrida infraestructura de candidatos. Ahora está en sus manos desarrollar o derrochar estos sus primeros poderes conseguidos desde el pasado diciembre... 


Como último apunte, si trasladamos esto del giro alla destra en términos de lo centrípeto y lo centrífugo, contrasta la debacle de la CUP en las elecciones de este domingo (a cuyo lado el crack podemita resulta leve) con la victoria formal (otra cosa es que el PSN le permita gobernar) de la coalición centrípeta NAVARRA +.

Estrasburgo, más andalusí/madrileño que nunca...



DESDE MI OBSERVATORIO ABSTENCIONISTA (hasta ver resultados)

Los llamados "euroescépticos" (divididos en tres grupos) sacan 172 escaños.

El PPE es mayoritario con 180.

Los socialistas europeos se quedan en 152, sin consumar la ecuación con Europa que invocaba Sánchez en sus Memorias Trifásicas (por aquello de la "resistencia").

El macronita ALDE (donde se inscriben los presuntamente contrarios Cs y PNV) no pasa de 105.

La izquierda (dividida entre verdes -donde se inscriben ERC y los forofos de Ternera, aunque no debe olvidarse que esa misma verdosidad dio su placet teutón a Solana para bombardear Belgrado en el 99, dejando clara muestra de gauchoATLANTISMO- y unitarios -donde se ubican IU y el marasmo podemita-) suma también 105.

Unidad de acción entre socialistas e izquierda, supondría 257.

Apoyos al PPE desde la derecha: los más proclives son los Conservadores y Reformistas, con 61 escaños, y donde se ubican los conservadores y unionistas británicos (pero ha de recordarse que Orban y su partido Fidescz está en el PPE y puede suponer el nexo con elementos "euroescépticos" -dada su excelente relación con Salvini- de vario pelaje).

Si, además, acaba provocándose la salida de los británicos, ello también favorecería al "euroescepticismo" en redistribución de escaños.

Ahora, como está ocurriendo en Andalucía y en breve ocurrirá en Madrid, Estrasburgo tendrá que lidiar con complejines, chantajes "antifascistas", casuismos y contradicciones del "centro" macronita, y cagadas folklóricas alla destra que puedan restar potencia a los deseos de Salvini de catartizar definitivamente la UE. Ojalá los llamados "euroescépticos" superen el fracking y aprovechen al submarino Orban en la mayoría Popular europea evitando autodestructivas desmesuras testimoniales.

Putin, surgido de la ciénaga del yeltsinato, con astucia y paciencia (evoquemos su sinuosa relación con la delfina Tatyana Yeltsina y su marido Yumashev), logró rescatar a Rusia de las consecuencias de esa ciénaga. Ojalá su ejemplo cunda en Estrasburgo para construir un nuevo paradigma. Astucia y paciencia, nada de folklorismos. He ahí el camino.

Por cierto (y enlazando con el título de la entrada) ¿dónde se ubicará VOX?



lunes, 29 de abril de 2019

LAS CUATRO ESPAÑAS (impresiones sobre unas cifras)



LA EXPAÑA DE LA TONTERIDA (combinación que dio pie a la moción de censura): sobredimensionada en escaños por la actual ley electoral, se retrata censitariamente en trece millones y pico.

LA ESPAÑA QUE VOTA CONTRA LA TONTERIDA: castigada en escaños por la actual ley electoral, se retrata censitariamente en unos once millones trescientos mil.

LA ESPAÑA QUE SE ABSTIENE Y/O VOTA EN BLANCO O NULO: doce millones y medio largos.


De estas cifras saco en conclusión que hay cuatro Españas:

la EXpaña de la Tonterida, que se sentirá cómoda si se repite la combinación de la moción de censura y el discurso formal de Sánchez en esta pasada legislatura;

la EXpaña acomplejinada, cómplice de la anterior, nostálgica de Rajoy y cuyo voto habrá ido mayormente a Cs (concretamente, al sector que rebaja sus preocupaciones por la disgregación territorial con la atención a las alertas antiVOX de Valls y elementos de su cuerda) pero también a partidos posibilistas como los canarios y el grupo de Revilla;

la España contra la tonterida, subdividida entre derecha nostálgica de Aznar que vota a Casado y a VOX, socialistas disconformes con la línea de Sánchez que acatando la disciplina de voto confían en una revancha y repunte de baronías en los comicios de mayo para minar su posición y abstencionistas como yo (o sea, yo -bueno, yo y el zenmeister-):

se me ocurre una cuarta España, la que llamaría mameluca (por un buen amigo de Facebook), que supondría esa izquierda más de fondo que de forma, frontalmente disconforme con la tonterida pero ajena también a la derecha y que mayormente se abstiene, impermeable a las alertas "antifascistas" de movilización de voto, y capaz de conciliar lo libertario con lo autoritario en coyunda quasi barojiana, y que, condicionada por las transversalidades "incorrectas" que van consolidándose más allá de nuestras fronteras, irá a más tanto en cantidad como en compromiso (si hay opciones por las que merezca la pena comprometerse, claro).