viernes, 15 de noviembre de 2019

Opinión en Facebook de uno que no suele opinar mucho.



Esta fue una respuesta en  el muro de Facebook a maese Zurdo.
Nunca suelo dar opiniones de esta índole, pero esta vez sí. 
Todo venía a colación de los CdR y demás movidas indepes.
Él mismo consideró oportuno que la pusiera aquí. 
Añadiré pequeñas morcillas en otro color si fuese menester.



Tú mismo expusiste la tesis de España mameluca (la cuarta).

Yo me siento representado ahí, en ese hueco. A mí, al menos, me da un poco igual lo de la rotura de España. Eso no es óbice que para mí solución primigenia a todo este teatriyo hubiese sido no mandar a Piolin y unos señores policías, sino mandar al ejercito —no es cuestión de pegar tiros, más bien de jugar a echar los pulsos, tan en boga hoy en día—, como se hace en los países normales —imagino al Reino Unido, Francia, Alemania y Putin ya sabemos lo que había hecho—. Eso hubiese supuesto mucho sufrimiento, es verdad, pero los estados que se duermen cuando no deben, amanecen del revés. Pienso en ese punto en mi familia de Tarrasa, por ejemplo, que son los hijos de charnegos —entendiendo como charnego al emigrante que fue a Cataluña— que se sienten muy cómodos con la doble denominación español catalán o catalán español. Son gente normal que se ha visto abocada a una situación tensísima —no es buen tema de conversación en las familias, entre padres e hijos—. Lo que creo, si te digo la verdad, es que los veo preocupados, pero siguen haciendo sus cosas cotidianas. No se les ve crispados, mas sí hartos. Igual que algunos capitalinos que conozco. O al menos eso es lo que yo percibo.

Resultado de imagen de unboxing franco
Memes y memes y más memes.
Otra cosa no, ¡pero memes!
Con lo de la exhumación de Caudillo (proceso de actualización en toda regla de los malos rollos entre españoles que se vienen dando desde la centuria decimonónica) no era muy popular yo en mis entornos diciendo que lo dejaran estar, que le veía más inconvenientes que ventajas, más allá de revanchas (inventadas en su mayoría, quiero decir que no son reparaciones personales ni familiares sino catarsis que tienen que ver más con twitter, con estrategias políticas que con un cierre de heridas en la Historia de España —más bien todo lo contrario—). El guerracivilismo imperante por todos los bandos —yo esto sí que lo observo desde la equidistancia como ya la definí alguna vez, dos cosas que están tan lejos que prácticamente están al mismo trecho— es algo que se ha buscado desde hace bastante tiempo en mi opinión (aquí estoy escribiendo cosas que pienso por primera vez). Los frentismos llenan las vidas de las gentes que necesitan reafirmarse en sus posiciones. Y además ven su ideología como un pack cerrado. De esto se derivan estados de facebook misteriosos que no explico, como 

La imagen puede contener: texto

Me metías en el saco de la 4.ª España, de una izquierda más de fondo que de forma.Y estoy muy de acuerdo. Yo quiero que la gente tenga las necesidades básicas cubiertas (o sea educación y sanidad públicos, trabajo y vivienda dignas; no es que sea muy novedoso lo que deseo) y a partir de ahí la libertad de decir lo que quieran. Pero mi poso izquierdoso, si es que se puede llamar así no ha de pasar por ismos impuestos por el relativismo moral, porque no (porque si bien las derechas no me pueden imponer su modo de pensar, las izquierdas tampoco). Ya lo decía Pasolini, el mundo moderno viene con sus mamarrachadas para marear la perdiz. En este país se ha mareado tanto la perdiz que creo que se han perdido cualquier objetivo meridianamente claro que nos beneficie a todos —porque cosas que nos benefician a todos o casi (las he comentado antes), hay desde luego, aunque en el estado actual de las cosas parezca imposible—. Nunca he mirado con admiración a los políticos de la Transición. Comienzo a hacerlo, Hacer equilibrismos para acordar mínimos hoy creo que lo descartan todos. Y es dificilísimo.

Todo esto está escrito desde la burbuja de la que apenas salgo.
Les dejo con un montajillo fotologuero vainiquero que haría por 2007 o así, y que cómo no, sigue muy vigente.


No hay ninguna descripción de la foto disponible.


miércoles, 13 de noviembre de 2019

DEMIURGENCIAS



La Bruselas que impuso un Putin prefabricado llamado Macron para remontar la debacle que había acabado por embarrancar al PS de Hollande y el inefable Valls (ya saben, Valls, el sujeto que el lerrouxista Rivera inoculó en la política española y cuya única hazaña política fue su actuación como submarino "centrista" de Colau), que apeó a Salvini con la coalición del decadente PD y los chaqueteros M5* (lo que supone el efecto/boomerang en próximas elecciones de un rodillo salviniano absoluto y omnímodo, que para sí lo hubiera querido el Duce en el 22), ahora (confiando en la busconería picaresca de Pablillos y en la aureola taumatúrgica de Nadia Calviño -¿Renzi con faldas?-) trata de digerir la noticia de un posible gobierno "de todo corazón" (corazones sociatas + corazon@s podemitas) con efluvios a priori tanto griegos como lusos. Dado que tanto en Atenas como en Lisboa la presunta amenaza de ¿ultra?izquierda se quedó en nada por la inanidad de Tsipras y por el posibilismo de los homólogos portugueses de Podemos, en principio se trata de ponerse en lo mejor por parte de los demiurgos de la UE pero hay dos problemas pendientes: el tsunami catalán (donde sólo la gendarmería francesa parece haber actuado quirúrgicamente) y el más que seguro subidón de VOX en un escenario "a la italiana" donde la coalición por gobernar (hasta la investidura no hay nada seguro) estará hipotecada a unos flecos tanto independentistas (sin ellos no hay investidura) como más interesados en el minado del Estado que en cualquier solución de estabilidad. Si Zapatero fue apeado por Rubalcaba en 2010 a un gesto de Obama, en cuanto la polarización política (por primera vez desde el 36 no hay centro político: el derrumbe de Cs me hace pensar en la liquidación lerrouxista y el fracaso del intento de Portela en los meses previos al 18J -la remodelación de AP y el PSOE iniciada en el 82 a costa de UCD no se ve ahora tan clara con el reparto de las carroñas del partido naranja, mucho más anecdótico y falto de carismas gestores si lo comparamos con el partido nucleado en torno a Suárez y heredado por Calvo Sotelo y, además, teniendo a VOX como rival/competidor ¿qué va a hacer Casado, regalarle más adeptos si se le ocurre volver a ya probados y fallidos "perfiles bajos"?-). En Bruselas, gracias a la catartogenia de Sánchez, autodestructivo en su espástico maniobrerismo solipsista, pueden toparse con que el auténtico problemón se lo encuentren no con la Hungría "orbanita", o un posible regreso reforzado de Salvini, o la conjunción letal de Johnson y Farage (ya saben, BRITANIA SUMA), sino con un desgobierno eXXXpanyol que haga bueno a ZP y que lleve a pensar en los sanedrines de la UE en soluciones hasta ahora impensables en el ámbito que pretenden controlar, soluciones de choque, quirúrgicas, "gorilizantes" (por decirlo en lunfardo). La España del 36 fue campo de experimentación para lo que vendría después: la de ahora mismo ¿puede suponer el pistoletazo de salida del final de la UE por un abuso de su poder demiúrgico? Fío en Sánchez y su providencial karma de gafe acelerador de realidades imposibles: tras la caída de los forrenta años del priísmo andalusí, la irrupción y ceba elefantiásica de VOX o el tsunami catalán con maneras talibanas ¿qué nuevos prodigios nos depara?

domingo, 10 de noviembre de 2019

ABSTENCION ATENTA PERO ADHESION (y, menos, incondicional), DE MOMENTO VA A SER QUE NO



El reputado voto a VOX de la persona cuyo trato frecuento y me merece más respeto en cuestiones metapolíticas me llevó en cierto momento a cuestionarme la postura abstencionista que mantengo desde el 96. Finalmente, he persistido en dicha postura por ser fiel a una constante que casi nunca he roto, la de no votar a unas siglas sin previo encuentro (en petit comité, no fundiéndome en amorfo entusiasmo mitinero, que siempre escora más a la borrachera que a la reflexión: lo hice con las dos Auténticas en los comienzos de la Transición -con la Auténtica de Perales y Conde, aquel encuentro en Pez que culminaría en la entrevista con Ordovás para DISCOEXPRESS previa a las primeras elecciones y, con la FEA, aquellas tertulias de los jueves con Manolo Velasco en la lavapiesera sede de la calle León que se truncarían por mi posición thatcheriana, más atento al bosque que a los árboles, cuando la guerra de las Malvinas-, con AP en el 82 -cuando Verstrynge me ofreció la Secretaría de Cultura de NNGG y yo decliné por prever el rechazo que notables del partido mostrarían a mis tendencias "nouvelle droite", cautela que se vería confirmada un par de años más tarde con el frenazo fulminante a PUNTO Y COMA como publicación vinculada al partido por el "notable" Ricardo de la Cierva acusándola de "paganizante"-, con FE/JONS tanto en el 86 como diez años después, con el CDS en las europeas del 87 -en mi única experiencia militante como Secretario de Cultura de Juventudes- y con la Lista Antiprohibicionista -de la cual fui candidato en las generales del 89-). El señor C me habló de la posibilidad de tal encuentro (él ya lo había tenido antes de su paso por la urna) pero, finalmente (ignoro los motivos), la reunión no se produjo.

Persisto en mi atención a VOX (atención que extiendo también a cierta individualidad del PP marginada durante lustros por Rajoy en aras de su malhadado perfil bajo y recuperada por la actual directiva: Cayetana Alvarez de Toledo) y me congratulo de sus avances en la opinión y su entrada en cámaras de representación y más oblicuamente en las instituciones (creo que tanto en mis blogs como en posts de red social he dejado abundantes muestras de ello). Valoro su panoplia de voces (desplegada especialmente en los debates del canal 24H) y, por el momento, me quedo con el bendito vitriolo de la sra Monasterio, la blietzkrieg fiscal de Ortega Smith, con el Abascal menos sobreactuado (cuando no apela al topicazo de brocha gorda rojigualda y se atiene más a la mesura y al sentido común, a incidir en Pero Grullo -ese mesías transversal tan necesario en tiempo de desbarres- y no en el Guerrero del Antifaz),  o con Alcaraz (antimateria de los demagogos de pico fácil y vacuamente abundoso y cuya palabra soltada a trompicones está cargada de verdad y de humillaciones -siempre en mi memoria aquellos desplantes de Rosa Díez a VCT, tan similares a tantos de Cs y de su "fichaje/boomerang/submarino de Colau" Valls a VOX por aquello del casuismo lerrouxista y la "equidistancia" macroniana-).

Estoy con el reputado votante en que VOX me interesa mayormente no como realidad en sí misma (algo aún por ver, no obstante sus prometedores indicios) sino como puerta que nos acerque a los nuevos paradigmas que en el mundo se van consolidando frente a la tonterida, la corrección política y sus obscenidades de buena conciencia, las autofagias "de género" y el secuestro de las pulsiones homófilas perpetrado por los protocolos LGTB. Paradigmas (en buena medida siguiendo las tesis duginianas) cuyo eje parece concretarse hoy por hoy en el Putin Amo, ese "axis mundi" en el que convergen nombres tan diversos como Assad y Erdogan, Trump y Xi Jing Ping, Bibi Netanyahu y los ayatollahs, el campeón húngaro de la Orbanidad y líder de Visegrado, Salvini o doña Marina Le Pen, sin olvidar al incombustible Kissinger (más valorado desde hace lustros en Moscú y Pekín que en el Washington cenagoso anterior a Trump).

Más allá de los árboles, se va concretando el bosque de lo Paleo (la espiral renovación desde la memoria) frente a lo "neo" (el gratuito deja vu de las modas que aparentan lo que nunca son -esto es, trajes ¿nuevos? del emperador-), de los "hombres fuertes" (los premiers, como se decía en mi infancia) frente a los "perfiles bajos" y las SOROSidades, del sano respeto a la fuerza frente al mórbido canguelo a los chantajes morales, de la Política de Gestión schmittiana y bismarckiana frente a la politiquería gesticulante y maidanesca, en fin, de la Inteligencia de mirada larga frente a la demagogia cortoplacista. Ojalá que VOX acierte en el uso de su creciente poder y no suponga una nueva decepción (ahí Rajoy, ahí Rivera, ahí Rosa Díez, ahí el inefable Valls...) ni se estanque (perspectiva no menos indeseable) en gemelo invertido del marasmo podemita.

Concluyo con un aviso a navgantes del libro ¿POR QUE VOX? de Rafael Sánchez Saus (aquel penibético alien -que no alienado- quien planteó en el 89 algo bastante pertinente con lo que nos ocupa, una Falange más cerca de Benoist, de Jünger y de Pareto -esto es, del José Antonio más ESENCIAL y menos anecdótico- que de las varias demagorreas peronizantes -tanto a diestra como a siniestra- que tanta confusión -yo fui una de las muchas víctimas de ello, aún más embriagado con el estupefaciente alcaloide del Anguita "joseantoniano", el mismo Anguita que años después se convertiría en mentor incondicional de gentuza tan turbia como el buscón Pablillos o Alberto Garzón, el de la todavía humeante meada dialéctica sobre la memoria del Ausente- provocaban y provocarían mediados los 90 para acabar en la irreversible y siniestra coyunda, muy propia de las cloacas de Interior y aquí traducida en los flecos terminales de la trama GAL -tan presentes con el escándalo del diario YA en el año 97-, de los "Firmenich" con los "Massera"):

"Las expectativas ingenuas y desaforadas han sufrido una corrección que muy posiblemente pueden acabar teniendo un efecto positivo sobre el proyecto político. Los resultados cosechados debieran permitir su asentamiento al margen de las enormes tensiones que hubieran supuesto unos resultados aún más brillantes –teniendo en cuenta el punto de partida– con la consiguiente asunción de responsabilidades a todas luces prematuras y la imparable arribada de oportunistas tan difíciles de detectar primero como de depurar después." 

viernes, 25 de octubre de 2019

PUESTOS A EQUIDISTAR... háganlo bien, sin tongos




Perfecto, vale, ok, ya está Franco exhumado.

Ahora, pregúntome, ¿para cuando la inhumación de esta zarabanda macabra del prusés? (una buena tapa de alcantarilla estaría bien, como en el 34).

Aquí tenemos a Quato (el milhombres, que diría Pla) asomando cesáreo por la tripita de Puchdemontres: porque, más allá y por encima de Waterloo, está El, la deidad última ante cuyo caótico reptar se postran todos estos conatos de almogávares amortizados al 3 %... 


miércoles, 14 de agosto de 2019

LA SEÑORA PRESIDENTA



He seguido a intervalos la sesión de investidura de Isabel Díaz Ayuso. Quería más que nada tragarme el evento por pillar a la sra Monasterio en directo en plan espada de Damocles pero al final se me escabulló entre zapeos e ir a por la infusión (ya la veré en algún diferido del You Tube), así que me concentré en la presidenciable.

Viéndola, recordé intervenciones suyas hace años como tertuliana y que se me había quedado esa mirada un punto incendiaria y esa sonrisa un tanto teleósteamente voraz (que con la voz algo estridente me la sitúa en mi hermenéutica particular como la hermana "con aguijón" de Inés Arrimadas). Ahora también me ha hecho pensar en la Teresa Lisbon de EL MENTALISTA (sería como una versión más chupadita y nerviosa).

De sus intervenciones, agradecí las siguientes perogrulladas, el rescatar la expresión "HIJOS DE PAPA" en su acepción más vizcainiana (esto es, de Vizcaíno Casas) y el repaso florentino al PSOE y la ¿izquierda? zetapodemita en general, alternando con guiños a la vieja guardia del partido de Ferraz hoy arrinconada por "facha" (Felipe, Leguina, Paco Vázquez...) y ese masaje disociativo/respetuoso a su oponente Gabilondo al que ponía amablemente en evidencia como tonto útil de un chusmerío que "no se lo merece". Por supuesto, no podía faltar la mención al supremacismo moral de la sartén contra el cazo en materia de corrupción (manera elegantemente elíptica de romper una lanza por sus antecesoras en el cargo) y, como grand finale, responder a la campaña amarillista (vamos, se lo pusieron a güebo) contra su familia, con un tono épico de clase media devorada por la crisis que tocará la fibra de no pocas pymes y emprendedores embarrancados y que oblicuamente era un ritornello al palitroque contra el gauchismo sobreactuado de tanto "HIJO DE P...APA" (en este momento no habría estado mal una espontánea asomando con pancarta dedicada a John Galt -habría sido el broche-). 

En fin, sin tener la patricia campechanía de doña Espe ni el aplomo destroyer de Cayetana Alvarez de Toledo, en su modo un poco eléctrico y atropellado, creo que el debut dialéctico de la señora presidenta de la comunidad en la que nací y vivo tuvo su encanto.

domingo, 7 de julio de 2019

EL OUTING COMO RELIGION DE ESTADO



"TODO LO QUE NO SEA RESPETO REVERENCIAL SERA CONSIDERADO DELITO DE ODIO" (el Gran Hermano dirigiendo un ¿Mundo Feliz?)


La historia se repite una y otra vez cuando las "salidas del armario" acaban en trágala constantiniana como disposiciones del BOE.

Puede ser una parafilia, un credo religioso o una pulsión identitaria: siempre una parte (secuestrando esa parafilia, ese credo, esa identidad) se hace pasar por el todo y, si no se forma parte de ese todo, no se es nada. 

Lo más grotesco en estos casos son quienes hacen el papel de "charnego agradecido" para acabar escracheados, zarandeados y a medio linchar (Cs ahora con la cosa del "orgullo", Gallardón no hace tanto cuando el 15M). Los complejines de la derecha es lo que tienen. 

Cuando el 15M tuvo que ser un encallecido "vieja guardia" del PSOE, Rubalcaba, inasequible a complejines y de vuelta de todas las razones de Estado, el que ordenase la primera carga policial. 
Veremos quién hace aquí de Rubalcaba. O lo mismo, nadie, más allá de las estridencias de la sita Pepis de Inés Arrimadas. Y es que, ORGULLO CON GUSTO NO PICAAAAAA...



viernes, 28 de junio de 2019

¿TERCERA ESPAÑA O ESPAÑA DE TERCERA?



Mi buena amiga Esther Peñas, de natural difícilmente ubicable en estos tiempos de etiquetaje y compartimentación, se sintió lógicamente atraída por la noción de TERCERA ESPAÑA al punto de dedicarle una entrada shadowliner al libro que más ha tratado este concepto. Para mí, aún más autistónomo que Esther, el paradigma de esa TERCERA ESPAÑA sería Unamuno y su pasión crística de los últimos días, braceando agónicamente en el maelstrom del choque entre "hunos" y "hotros". Otro ejemplo sería el desgarro geográfico/anímico de los hermanos Machado. O también las peripecias de Pla y Estelrich con su espionaje al servicio de un bando, tras el fracaso del intento centrista en torno a Portela para evitar lo inevitable. O, en parte relacionado, la presencia combatiendo en ese mismo bando de hijos de los puntales de aquel imposible conciliábulo AL SERVICIO DE LA REPUBLICA.

Como antimateria de la TERCERA ESPAÑA, la torsión inmoral del trilerismo representado mayormente por Lerroux y algunas de sus escisiones. Votos en almoneda (hoy tan en boga con eso de amenazar con que "si no me apoyas a mí, me voy con el contrario, porque la prioridad no es un país o unos principios, sino que YO me mantenga mecido por las mieles más mecanicistamente materiales del Poder"), relativismo general camuflado de tolerancia y/o sangrehorchatescos y ameboides "perfiles bajos" que nos vende como más aceptable un GH parlamentario en el cual los choques dialécticos entre Calvo Sotelo y Pasionaria hubiesen acabado no con la muerte de uno de los contendientes, sino haciendo unas risas juntos luego en el bar de las Cortes (y es que, ante determinadas ucronías de aquelarre amoral, el OTROS VENDRAN QUE BUENO ME HARAN puede aplicarse hasta a TODA UNA GUERRA CIVIL), o familiares de víctimas del terrorismo que (entre un odio tribalmente delirante y un punto de picaresca -por aquello de que "la vida continúa"-) culparán antes a Aznar o a VOX que a los auténticos victimarios (por aquello de "no caer en la islamofobia" o de no sabotear el "proceso de paz" que ha convertido a ETA en EmériTA). Habrá quien pretenda arrimar este trilerismo al ascua de la TERCERA ESPAÑA: yo lo considero más bien una ESPAÑA DE TERCERA, sólo apta para el desguace o la ocupación foránea (ya que parece incapaz de ocuparse de sí misma). Hay algo de todo ello con las cuestiones centrífugas (día a día más relativizadas por gobierno y oposición con el batiburrillo de pactos, casuismos -las siglas que "pecan" en Navarra o en Cataluña son aceptables para pactar en La Mancha-, "males menores", blanqueo de sujetos con delitos de sangre -en tanto se demoniza a quienes, desde luego, no han caído en la rigurosa simetría contraria de emeritar a, por ejemplo, los perpetradores de la matanza de Atocha o de la muerte de Yolanda González y exigir su presencia distendida en el canal 24H o disfrazarlos de Santa Claus por Navidad...-), o con el espatarre/dislocación del abanico legal mucho más estrecho que Aznar dejó (a mi juicio, con buen criterio) para evitar una degradación del espectro político, de la seguridad y de los valores de convivencia.

Quizás ahí esté el quid de la demonización a determinada formación política: no sus anecdóticas sobreactuaciones más de forma que con fundamento, sino su adn AZNARIANO, su reivindicación de un ordenamiento legal truncado tras el 11M (no es casual que quienes han investigado más la turbiedad de tal suceso hayan seguido atentamente el catártico devenir de la citada formación) a partir del aluvión kirchnerista azuzado por ZP. No es Le Pen o Salvini, ni siquiera Orban, las ominosas sombras que se reprochan a VOX. Es la desagradable posibilidad para quienes se han beneficiado del zetapodemismo y de las concesiones rajoyanas, de que una recuperación de la política aznariana actúe y desbarate las emeritizaciones de violentos, el afeitado de cuerna en sentencias judiciales y penas hasta el extremo del tongo, la impunidad mediática como deformadora de la sociedad en ese constante juego de rol guerracivilista, esto es, la reversión del desorden establecido.

Como suelo decir, lo único bueno de Sánchez es su oportunismo pedestre, su completa ausencia de mesianismos, lo que le llevará a huir de actitudes numantinas y a arrimarse al que considere caballo ganador. Esta versión amoral y degradada de la REALPOLITIK por el momento nos ha rescatado de la aporía rajoyana y, en su "marchosidad" frenética (ese broker político llamado Iván Redondo...), evita que la Historia se extriña, y así el tránsito fluye, y los zurullos se disuelven, y acabamos por ver la luz. Es situación, sí, repugnante pero de seguro necesaria hacia la CATARSIS FINAL. Cuando la ESPAÑA DE PRIMERA a la que aspiró desde sus feraces dudas y contradicciones la TERCERA ESPAÑA acabe por esbozarse sobre las ruinas de esta ESPAÑA DE TERCERA.
 

miércoles, 26 de junio de 2019

EL REPUTADO VOTO DEL SEÑOR C



En circunstancias excepcionales hasta las monjas de clausura votan...


Una mañana el Waldgänger salió de su casita del bosque y bajó al mundo (ese mundo demoníaco y carnal del que nos hablan las Escrituras) para hacer algo que se había prometido no hacer desde décadas, ventenios, trentenios: meter papeleta en urna

Su voto era rito y testimonio de reconocimiento a un punto de inflexión, a una caja de truenos que se abría, a una puerta estelar por la que se colaba la realidad redentora hasta ahora impenetrable en el cenagal de un ¿país? dimitido, encanallado, ahogado en cobardías y autoengaños cada vez más burdos (harapos inexistentes de un emperador impresentable).

Hace unos días nos lo dijo a unos pocos que, aunque atentos, seguíamos en la abstención (que él mismo había ejemplificado desde que lo conocimos) y nuestro pasmo no tuvo limites.

Y entonces pensé: OJALA ESA FORMACION POLITICA ESTE REMOTAMENTE A LA ALTURA DE ESE VOTO...

En realidad, no importaba. Ese voto no iba dirigido a unas siglas concretas sino al desgarrón en el tejido de un zeitgeist hasta entonces impermeable a los sucesos de fuera, al estallido de la burbuja terminal que hasta el momento se negaba a asumir su condición de burbuja (como ese coyote de los cartoons que, más allá del abismo, no cae hasta darse cuenta de que no hay suelo bajo sus pies).

El Waldgänger votaba a bríos pero, a diferencia de como yo lo hice, en su tiempo y en su lugar. En ambos casos, sabiendo que para la tonterida NO HAY VUELTA ATRAS.

martes, 18 de junio de 2019

¿esclaVOX?: va a ser que no...



Igual es por el componente criollo del adn de Ortega Smith y la sra Monasterio, pero parece ser que VOX, tras su desfloración andaluza, no está muy por la labor de perpetuar el rol de esclava sexual a merced del amito CIUDADANOS, gustoso de aceptar sus votos pero sin reconocer contrapartida alguna, un poco como los déspotas "ilustrados" del Nuevo Mundo (despotismo ilustrado: esa cosa tan macronita y "vallseuse"...) retozaban con las esclavas pero no estaban dispuestos a reconocer y cargar con los frutos engendrados. Si VOX es tan nefando para los socios del PNV en Estrasburgo (el PNV -compi de eurogrupo de VOX y Macron-, partido tan impolutamente defensor de la convivencia, la tolerancia y la pluralidad, siempre que los "otros" estén muertos, exiliados, calladitos o no hagan alardes de afirmación navarrista), debería de serlo para todo, incluida la NO ACEPTACION del concurso de VOX para sacar pactos adelante. Y no esa curiosa versión del concubinato político que pretende imponer el lerrouxismo riverista a los "ultras" de VOX (repetición en clave de farsa de aquellos ascos en la República a la presencia de la CEDA en el gobierno, asquitos y pataletas -ese otoño caliente del 34- que acabarían por polarizar la cosa con el ascenso de algo bastante más a la derecha -el Bloque Nacional de Calvo Sotelo en los comicios del 36- y unos meses más tarde la catarsis del 18J, amén del completo desfondamiento de los lerrouxistas, despreciados por ambos bandos en la guerra civil, como pago a su trilerismo impenitente). Ya digo, resulta ¿paradójico? que los campeones del "centrismo políticamente correcto" (con esqueletos en su armario bastante peores -por cutres y mercenarios- que VOX -oh, aquella fallidísima operación LIBERTAS-) exijan a los "ultras" el voto pero no la voz (al final, en efecto, tienen bastante que ver con sus compis de Estrasburgo, Macron -el Buteflika galo, en su condición de parche negador de lo innegable- y el PNV, déspotas cada uno a su manera).


domingo, 9 de junio de 2019

AVENTURA EN PELOTAS (quien ¿quiera? entender...)



La desnudez neta (honesta, virginal -y, por virginal, inexorable-) del principio de REALIDAD resulta tan insoportablemente incorrecta para la mayoría de las gentes moldeadas por la dinámica terminal de este fin de ciclo que, una y otra y otra vez, sienten la necesidad de autoengañarse pretendiendo vestirla  con los improbables ¿trajes nuevos? del emperador.


ilustración: Michela Liberti