martes, 24 de marzo de 2020

DON MARCIAL BRIONES (el loco del Coronavirus)


parábola con guiños a una canción vainiqueña, un cuento de Poe y una novela de Stevenson



Don Marcial, de buena mañana, para hacer sus compras, lucía su más completo atuendo profiláctico (mono con mascarilla y guantes, en plan condón human size) pasmando y avergonzando a quienes íbamos más de trapillo, limitándonos a hacer nuestras gestiones lo más rápidamente posible sin restregarnos con nuestros prójimos ni respirar a pleno pulmón en lugares cerrados.

Pero, al ponerse el sol, sobre las 8 aproximadamente, don Marcial, fiel a su condición de hombre entre la multitud, se unía a hordas estridentes al grito de "NO ME QUEDO EN CASA" y, aplaudiendo, blandiendo baterías de cocina, haciendo sonar bocinas y panderetas, montaba diariamente el pollo, pasmando y avergonzando a quienes nos quedábamos en casa en compañía de Sheldon y sus amigos o a punto de prepararnos la cena.

Don Marcial lo tenía claro: la cosa era pasmar y avergonzar, por un motivo o por el contrario...  


viernes, 13 de marzo de 2020

CAPACIDAD DE CONVOCATORIA: 8M 2020



La asistencia, lo primero.
¿La infección? importa menos.
Sacrificios a la Gran Diosa
que crearon proxenetas tiernos...




Tal vez cuando se abra Causa General de lo acaecido en este país a partir del 11M de 2004, se busquen responsabilidades, entre otras, de la fecha que da pie a esta entrada...

imagen: RADIOGRAFIA MAMELUCA DE PABLILLOS

martes, 25 de febrero de 2020

GENEALOGIA LUMINARCA





Descendientes de agüeros, 
bisagüeros, tataragüeros... 

Igualicos, igualicos 
(que diría la agüera sabia del rústico Agamenón). 

Vamos, pura sismografía 
(que diría, esta vez, el agüero Jünger).



martes, 4 de febrero de 2020

DE VICTIMAS IRREDUCTIBLES A MAKETOS AGRADECIDOS: la triunfante argucia del PNV



O estás muerto o estás fuera o estás dentro pero sin crispar. Y, con un hábil adiestramiento, hasta te sentirás cómodo... Y de cuando en cuando el Gran Hermano te mostrará un algo así como ¿empatía?

Nada que ver con el caótico prusés...

Lo dije y lo repito: el PNV es el único partido en la península que gestiona su predio con funcionalidad, conjugando al modo franquista (pero mejor) la distensión desarrollista con la sombra (más cercana en el caso vasco) de la represión violenta precedente. Lograr imponer el fatalismo y erradicar el fugaz espejismo del espíritu de Ermua (dilapidado entre las demagogias carroñeras de UPyD y Cs y el perfil bajo de Rajoy en su reestructuración/emasculación quirúrgica del PP vasco -a partir de 2008-): como espectador habitual de programas culinarios de la ETB, uno aprende los tics y los guiños de una sociedad atada y bien atada que mira al resto con la suficiencia del diablo viejo (una vejez que lo aquilata en sabiduría y manejo de los tiempos, como dejó claro en la moción de censura de 2018 y ahora, en la aquelárrica apertura de Cortes de la nueva legislatura).

A fin de cuentas, el error (a diferencia de los unionistas del Ulster o los "separatistas" centrípetos del Donbass) fue mayormente por uno de los bandos pretendiendo conjugar la orfandad pied noir con los complejines derechohumanistas...

lunes, 27 de enero de 2020

UNCION FRENTE A OVACION



No me siento cómodo en eventos en los que hay que aplaudir. Prefiero un vinilo o un cd a un concierto y la lectura al mitin. También el teatro (en lo que tiene de cine: de ese cine que Unamuno no llegó a concebir pues sólo conoció el chillonamente mudo y no el de los grandes silencios, tan elocuente, de un Tarkovsky, un Herzog o un Kitano) y el cine (en lo que tiene de misa: esto es, de comunión silente, tácita). Frente al aplauso, el AMEN. Frente a la ovación, la unción. Eterno vasallo en busca de buen señor, me parece perfecto que las pocas personas a quienes trato en las que detecto señorío me empreñen con sus razones, sus perogrulladas, sus paradojas, que, a su vez, dan pie a las mías, afilan mis reacciones, las "laserizan" redimiéndolas del mero, del mucho más romo encabronamiento, de la "entrada al trapo" (esto es, del gemelo inverso de la ovación). Evocando a Unamuno, ni lo huno ni lo hotro...

martes, 21 de enero de 2020

EL PIN MURCIANO (voilá, el Donbass al hispánico modo está servido)



MALDITOS MURCIANOS: paráfrasis de aquella ironía malapartiana pero también el exabrupto que el racismo catalanista aplicaba a los ilotas que venían "de fuera" (y que explica el subidón que supuso para la deriva integrista de Pujol la llegada del "catalanista" Bossi al gobierno central italiano en el 93 y sus venenosas presiones sobre Aznar, presiones cuyo crescendo acabaría degenerando en la actual situación con Pedro Sánchez, torsión pesadillescamente disfuncional de los sueños de Cambó y de Miquel Roca de una España gobernada por catalanes -en redentora paradoja, la Lega de Salvini se "descatalaniza" y recupera Italia como prioridad central y soberana-).

Hay quien ha sacado a colación aplicar el 155 a Murcia en nombre de la demagorrea "de género" en momentos en que se pretende desbaratar lo que esa cifra suponía como medida de ley para las sediciones del prusés. Ironía macabra... y tan podemita.

Ahora habrá que ver el efecto contagio en las ciudades y pueblos andaluces con presencia mayoritaria de VOX y PP en cuanto a una posible reacción solidaria "MURCIA SOMOS TODOS" frente a ataques del (des)gobierno central contra la región vecina. Todo será más azaroso en el caso de Madrid y su esquizokarma (Madrid Kiev -en tanto que maidaneramente monclovita y con fuertes restos todavía del caos carmenita a nivel local-, Madrid Donbass -si en el plano local PP y VOX plantan cara a los complejines rajoyanos/ciudadanos-, Madrid Moscú -si el Donbass castizo derriba al maidan y la desobediencia centrípeta recupera la España hoy desalojada de Moncloa por esta EXXXpanya felona, más centrífuga y babeliana a cada momento que pasa-) ...

martes, 7 de enero de 2020

EL ZURDO Y SU PLUMA


Una de las bondades que estoy encontrando en mi actual inmersión en Unamuno es esa difusa linde que parece mostrar entre la escritura y la grafomanía y que deja especialmente expresada en su artículo (justo acabo de leerlo) GANAS DE ESCRIBIR. Escribir como estatus, como medio de vida, o escribir como impulso incontenible que, si se contiene, daña. Para mí, que no soy académico como Reverte y a quien, desde hace ya lustros, muy raras veces pagan por lo que escribo (sea pidiéndome colaboraciones o haciéndome pedidos, cada vez más escasos, de esa revista corazonesca o de esos libros que siguen llenando mi casa y la de los padres de mi amiga Esther), y que suelo "deponer" (la escatología se sobreentiende) mis ocurrencias (he aquí la muestra) en espacios de Internet que yo me he creado, la escritura y la grafomanía se confunden (y ya no digamos para los demás, para quienes consideran a Reverte un escritor en función de su cantidad de papel publicado y de su sillón -tan discutido por el intempestivo Gª Viñó- en la Academia). Uno de esos espacios de Internet lo dediqué a reivindicarme como vinculado sustantivamente a la escritura (no es casual que sea el espacio de los míos menos visitado, acostumbrado el personal a encasillarme como paridor del PARA TI -aunque esa letra tan larga, una de las más largas del pop español, de una longitud quasi dylaniana, alguien la tuvo que escribir ¿o no?, morcillas y revisiones incluidas- y cronicón de la Movida y las Vainicas -pero las crónicas también surgen, si trascienden el mero encargo, de las ganas de escribir, como las canciones, las opiniones o las narraciones-, sin pararse el personal en nada más -el resto de mi material, o incomoda o no merece ser descubierto, habida cuenta del estereotipo adverso, "veneno de taquilla", "cortarrollos", "incorrecto impenitente" y tal, con que cargo más o menos desde el 86-). También dediqué una entrada shadowliner a rumiar sobre mi relación con la escritura, sintiéndome más cerca del potencialmente suicida Ignatius Reilly (AKA John Kennedy Toole) y del potencialmente homicida John Doe (que consumarían sus autodestructivas potencias precisamente al dejar de escribir), que de quienes han hecho de la pluma más estatus y profesión (no de fe) que pulsión incontenible (pues, lo dicho, si se contiene, daña).

viernes, 15 de noviembre de 2019

Opinión en Facebook de uno que no suele opinar mucho.



Esta fue una respuesta en  el muro de Facebook a maese Zurdo.
Nunca suelo dar opiniones de esta índole, pero esta vez sí. 
Todo venía a colación de los CdR y demás movidas indepes.
Él mismo consideró oportuno que la pusiera aquí. 
Añadiré pequeñas morcillas en otro color si fuese menester.



Tú mismo expusiste la tesis de España mameluca (la cuarta).

Yo me siento representado ahí, en ese hueco. A mí, al menos, me da un poco igual lo de la rotura de España. Eso no es óbice que para mí solución primigenia a todo este teatriyo hubiese sido no mandar a Piolin y unos señores policías, sino mandar al ejercito —no es cuestión de pegar tiros, más bien de jugar a echar los pulsos, tan en boga hoy en día—, como se hace en los países normales —imagino al Reino Unido, Francia, Alemania y Putin ya sabemos lo que había hecho—. Eso hubiese supuesto mucho sufrimiento, es verdad, pero los estados que se duermen cuando no deben, amanecen del revés. Pienso en ese punto en mi familia de Tarrasa, por ejemplo, que son los hijos de charnegos —entendiendo como charnego al emigrante que fue a Cataluña— que se sienten muy cómodos con la doble denominación español catalán o catalán español. Son gente normal que se ha visto abocada a una situación tensísima —no es buen tema de conversación en las familias, entre padres e hijos—. Lo que creo, si te digo la verdad, es que los veo preocupados, pero siguen haciendo sus cosas cotidianas. No se les ve crispados, mas sí hartos. Igual que algunos capitalinos que conozco. O al menos eso es lo que yo percibo.

Resultado de imagen de unboxing franco
Memes y memes y más memes.
Otra cosa no, ¡pero memes!
Con lo de la exhumación de Caudillo (proceso de actualización en toda regla de los malos rollos entre españoles que se vienen dando desde la centuria decimonónica) no era muy popular yo en mis entornos diciendo que lo dejaran estar, que le veía más inconvenientes que ventajas, más allá de revanchas (inventadas en su mayoría, quiero decir que no son reparaciones personales ni familiares sino catarsis que tienen que ver más con twitter, con estrategias políticas que con un cierre de heridas en la Historia de España —más bien todo lo contrario—). El guerracivilismo imperante por todos los bandos —yo esto sí que lo observo desde la equidistancia como ya la definí alguna vez, dos cosas que están tan lejos que prácticamente están al mismo trecho— es algo que se ha buscado desde hace bastante tiempo en mi opinión (aquí estoy escribiendo cosas que pienso por primera vez). Los frentismos llenan las vidas de las gentes que necesitan reafirmarse en sus posiciones. Y además ven su ideología como un pack cerrado. De esto se derivan estados de facebook misteriosos que no explico, como 

La imagen puede contener: texto

Me metías en el saco de la 4.ª España, de una izquierda más de fondo que de forma.Y estoy muy de acuerdo. Yo quiero que la gente tenga las necesidades básicas cubiertas (o sea educación y sanidad públicos, trabajo y vivienda dignas; no es que sea muy novedoso lo que deseo) y a partir de ahí la libertad de decir lo que quieran. Pero mi poso izquierdoso, si es que se puede llamar así no ha de pasar por ismos impuestos por el relativismo moral, porque no (porque si bien las derechas no me pueden imponer su modo de pensar, las izquierdas tampoco). Ya lo decía Pasolini, el mundo moderno viene con sus mamarrachadas para marear la perdiz. En este país se ha mareado tanto la perdiz que creo que se han perdido cualquier objetivo meridianamente claro que nos beneficie a todos —porque cosas que nos benefician a todos o casi (las he comentado antes), hay desde luego, aunque en el estado actual de las cosas parezca imposible—. Nunca he mirado con admiración a los políticos de la Transición. Comienzo a hacerlo, Hacer equilibrismos para acordar mínimos hoy creo que lo descartan todos. Y es dificilísimo.

Todo esto está escrito desde la burbuja de la que apenas salgo.
Les dejo con un montajillo fotologuero vainiquero que haría por 2007 o así, y que cómo no, sigue muy vigente.


No hay ninguna descripción de la foto disponible.


miércoles, 13 de noviembre de 2019

DEMIURGENCIAS



La Bruselas que impuso un Putin prefabricado llamado Macron para remontar la debacle que había acabado por embarrancar al PS de Hollande y el inefable Valls (ya saben, Valls, el sujeto que el lerrouxista Rivera inoculó en la política española y cuya única hazaña política fue su actuación como submarino "centrista" de Colau), que apeó a Salvini con la coalición del decadente PD y los chaqueteros M5* (lo que supone el efecto/boomerang en próximas elecciones de un rodillo salviniano absoluto y omnímodo, que para sí lo hubiera querido el Duce en el 22), ahora (confiando en la busconería picaresca de Pablillos y en la aureola taumatúrgica de Nadia Calviño -¿Renzi con faldas?-) trata de digerir la noticia de un posible gobierno "de todo corazón" (corazones sociatas + corazon@s podemitas) con efluvios a priori tanto griegos como lusos. Dado que tanto en Atenas como en Lisboa la presunta amenaza de ¿ultra?izquierda se quedó en nada por la inanidad de Tsipras y por el posibilismo de los homólogos portugueses de Podemos, en principio se trata de ponerse en lo mejor por parte de los demiurgos de la UE pero hay dos problemas pendientes: el tsunami catalán (donde sólo la gendarmería francesa parece haber actuado quirúrgicamente) y el más que seguro subidón de VOX en un escenario "a la italiana" donde la coalición por gobernar (hasta la investidura no hay nada seguro) estará hipotecada a unos flecos tanto independentistas (sin ellos no hay investidura) como más interesados en el minado del Estado que en cualquier solución de estabilidad. Si Zapatero fue apeado por Rubalcaba en 2010 a un gesto de Obama, en cuanto la polarización política (por primera vez desde el 36 no hay centro político: el derrumbe de Cs me hace pensar en la liquidación lerrouxista y el fracaso del intento de Portela en los meses previos al 18J -la remodelación de AP y el PSOE iniciada en el 82 a costa de UCD no se ve ahora tan clara con el reparto de las carroñas del partido naranja, mucho más anecdótico y falto de carismas gestores si lo comparamos con el partido nucleado en torno a Suárez y heredado por Calvo Sotelo y, además, teniendo a VOX como rival/competidor ¿qué va a hacer Casado, regalarle más adeptos si se le ocurre volver a ya probados y fallidos "perfiles bajos"?-). En Bruselas, gracias a la catartogenia de Sánchez, autodestructivo en su espástico maniobrerismo solipsista, pueden toparse con que el auténtico problemón se lo encuentren no con la Hungría "orbanita", o un posible regreso reforzado de Salvini, o la conjunción letal de Johnson y Farage (ya saben, BRITANIA SUMA), sino con un desgobierno eXXXpanyol que haga bueno a ZP y que lleve a pensar en los sanedrines de la UE en soluciones hasta ahora impensables en el ámbito que pretenden controlar, soluciones de choque, quirúrgicas, "gorilizantes" (por decirlo en lunfardo). La España del 36 fue campo de experimentación para lo que vendría después: la de ahora mismo ¿puede suponer el pistoletazo de salida del final de la UE por un abuso de su poder demiúrgico? Fío en Sánchez y su providencial karma de gafe acelerador de realidades imposibles: tras la caída de los forrenta años del priísmo andalusí, la irrupción y ceba elefantiásica de VOX o el tsunami catalán con maneras talibanas ¿qué nuevos prodigios nos depara?

domingo, 10 de noviembre de 2019

ABSTENCION ATENTA PERO ADHESION (y, menos, incondicional), DE MOMENTO VA A SER QUE NO



El reputado voto a VOX de la persona cuyo trato frecuento y me merece más respeto en cuestiones metapolíticas me llevó en cierto momento a cuestionarme la postura abstencionista que mantengo desde el 96. Finalmente, he persistido en dicha postura por ser fiel a una constante que casi nunca he roto, la de no votar a unas siglas sin previo encuentro (en petit comité, no fundiéndome en amorfo entusiasmo mitinero, que siempre escora más a la borrachera que a la reflexión: lo hice con las dos Auténticas en los comienzos de la Transición -con la Auténtica de Perales y Conde, aquel encuentro en Pez que culminaría en la entrevista con Ordovás para DISCOEXPRESS previa a las primeras elecciones y, con la FEA, aquellas tertulias de los jueves con Manolo Velasco en la lavapiesera sede de la calle León que se truncarían por mi posición thatcheriana, más atento al bosque que a los árboles, cuando la guerra de las Malvinas-, con AP en el 82 -cuando Verstrynge me ofreció la Secretaría de Cultura de NNGG y yo decliné por prever el rechazo que notables del partido mostrarían a mis tendencias "nouvelle droite", cautela que se vería confirmada un par de años más tarde con el frenazo fulminante a PUNTO Y COMA como publicación vinculada al partido por el "notable" Ricardo de la Cierva acusándola de "paganizante"-, con FE/JONS tanto en el 86 como diez años después, con el CDS en las europeas del 87 -en mi única experiencia militante como Secretario de Cultura de Juventudes- y con la Lista Antiprohibicionista -de la cual fui candidato en las generales del 89-). El señor C me habló de la posibilidad de tal encuentro (él ya lo había tenido antes de su paso por la urna) pero, finalmente (ignoro los motivos), la reunión no se produjo.

Persisto en mi atención a VOX (atención que extiendo también a cierta individualidad del PP marginada durante lustros por Rajoy en aras de su malhadado perfil bajo y recuperada por la actual directiva: Cayetana Alvarez de Toledo) y me congratulo de sus avances en la opinión y su entrada en cámaras de representación y más oblicuamente en las instituciones (creo que tanto en mis blogs como en posts de red social he dejado abundantes muestras de ello). Valoro su panoplia de voces (desplegada especialmente en los debates del canal 24H) y, por el momento, me quedo con el bendito vitriolo de la sra Monasterio, la blietzkrieg fiscal de Ortega Smith, con el Abascal menos sobreactuado (cuando no apela al topicazo de brocha gorda rojigualda y se atiene más a la mesura y al sentido común, a incidir en Pero Grullo -ese mesías transversal tan necesario en tiempo de desbarres- y no en el Guerrero del Antifaz),  o con Alcaraz (antimateria de los demagogos de pico fácil y vacuamente abundoso y cuya palabra soltada a trompicones está cargada de verdad y de humillaciones -siempre en mi memoria aquellos desplantes de Rosa Díez a VCT, tan similares a tantos de Cs y de su "fichaje/boomerang/submarino de Colau" Valls a VOX por aquello del casuismo lerrouxista y la "equidistancia" macroniana-).

Estoy con el reputado votante en que VOX me interesa mayormente no como realidad en sí misma (algo aún por ver, no obstante sus prometedores indicios) sino como puerta que nos acerque a los nuevos paradigmas que en el mundo se van consolidando frente a la tonterida, la corrección política y sus obscenidades de buena conciencia, las autofagias "de género" y el secuestro de las pulsiones homófilas perpetrado por los protocolos LGTB. Paradigmas (en buena medida siguiendo las tesis duginianas) cuyo eje parece concretarse hoy por hoy en el Putin Amo, ese "axis mundi" en el que convergen nombres tan diversos como Assad y Erdogan, Trump y Xi Jing Ping, Bibi Netanyahu y los ayatollahs, el campeón húngaro de la Orbanidad y líder de Visegrado, Salvini o doña Marina Le Pen, sin olvidar al incombustible Kissinger (más valorado desde hace lustros en Moscú y Pekín que en el Washington cenagoso anterior a Trump).

Más allá de los árboles, se va concretando el bosque de lo Paleo (la espiral renovación desde la memoria) frente a lo "neo" (el gratuito deja vu de las modas que aparentan lo que nunca son -esto es, trajes ¿nuevos? del emperador-), de los "hombres fuertes" (los premiers, como se decía en mi infancia) frente a los "perfiles bajos" y las SOROSidades, del sano respeto a la fuerza frente al mórbido canguelo a los chantajes morales, de la Política de Gestión schmittiana y bismarckiana frente a la politiquería gesticulante y maidanesca, en fin, de la Inteligencia de mirada larga frente a la demagogia cortoplacista. Ojalá que VOX acierte en el uso de su creciente poder y no suponga una nueva decepción (ahí Rajoy, ahí Rivera, ahí Rosa Díez, ahí el inefable Valls...) ni se estanque (perspectiva no menos indeseable) en gemelo invertido del marasmo podemita.

Concluyo con un aviso a navgantes del libro ¿POR QUE VOX? de Rafael Sánchez Saus (aquel penibético alien -que no alienado- quien planteó en el 89 algo bastante pertinente con lo que nos ocupa, una Falange más cerca de Benoist, de Jünger y de Pareto -esto es, del José Antonio más ESENCIAL y menos anecdótico- que de las varias demagorreas peronizantes -tanto a diestra como a siniestra- que tanta confusión -yo fui una de las muchas víctimas de ello, aún más embriagado con el estupefaciente alcaloide del Anguita "joseantoniano", el mismo Anguita que años después se convertiría en mentor incondicional de gentuza tan turbia como el buscón Pablillos o Alberto Garzón, el de la todavía humeante meada dialéctica sobre la memoria del Ausente- provocaban y provocarían mediados los 90 para acabar en la irreversible y siniestra coyunda, muy propia de las cloacas de Interior y aquí traducida en los flecos terminales de la trama GAL -tan presentes con el escándalo del diario YA en el año 97-, de los "Firmenich" con los "Massera"):

"Las expectativas ingenuas y desaforadas han sufrido una corrección que muy posiblemente pueden acabar teniendo un efecto positivo sobre el proyecto político. Los resultados cosechados debieran permitir su asentamiento al margen de las enormes tensiones que hubieran supuesto unos resultados aún más brillantes –teniendo en cuenta el punto de partida– con la consiguiente asunción de responsabilidades a todas luces prematuras y la imparable arribada de oportunistas tan difíciles de detectar primero como de depurar después."