jueves, 13 de septiembre de 2018

QUE LAS TESIS NO NOS IMPIDAN VER EL BOSQUE: CON SANCHEZ CONTRA LOS LIMBOS




(sigo viendo el vaso medio lleno)



Que pasen cosas, en sí, no tiene por qué ser bueno (depende de qué es lo que pasa) pero siempre será MEJOR a que no pase nada (y, encima, en plan GH, se nos pretenda decir que pasa de todo). 

Y, de cualquier modo, lo esencial es el mar tempestuoso que rodea a nuestro barco y que condiciona(rá) velis nolis a quien está a cargo del timón... Cabalgando la ola o naufragando, sí o sí se gana con respecto a la aporía de lo terminal.



viernes, 17 de agosto de 2018

RECORTES DEL APOCALIPSIS ::: Pistas sobre el fin de los tiempos I






LINK 1
LINK 2


Optimismo, s. Doctrina o creencia de que todo es hermoso, inclusive lo que es feo; todo es bueno, especialmente lo malo; y todo está bien dentro de lo que está mal. Es sostenida con la mayor tenacidad por los más acostumbrados a una suerte adversa. La forma más aceptable de exponerla es con una mueca que simula una sonrisa. Siendo una fe ciega, no percibe la luz de la refutación. Enfermedad intelectual, no cede a ningún tratamiento, salvo la muerte. Es hereditaria, pero afortunadamente no es contagiosa.
Optimista, s. Partidario de la doctrina de que lo negro es blanco. 
En cierta oportunidad un pesimista pidió auxilio a Dios. 
Ah –dijo Dios–, tú quieres que yo te devuelva la esperanza, la alegría.
–No –replicó el pesimista–. Me bastaría si crearas algo que las justificara.
–El mundo ya está todo creado –repuso Dios–, pero te olvidas de algo:
la mortalidad del optimista.
El diccionario del diablo (Ambroce Bierce)








lunes, 23 de julio de 2018

REVOLUCIONES DE SALÓN: Otro mundo es posible (VIII) Reescritura: el truco del almendruco



La reescritura de las cosas que han ocurrido es tan antigua como la propia historia. Incluso ya antes de que existiesen mentes maquiavélicas, el registro fósil y su entorno hacen triquiñuelas para falsear lo que se ve a primera vista y hay que rascar más —esto es deformación profesional—. Eso de que la historia la escriben los ganadores es un poco así. Los perdedores, si es que han sobrevivido, también han contado lo suyo, pero en petit comitte y a lo jíbiri, y obviamente, a medida de que pasa el tiempo, la versión oficial siempre es la que toma fuerza, a fuerza de ser repetida, valga la redundancia. Lo de ganadores y perdedores no lo apliquen con pinzas historicistas o políticas necesariamente, sino como aquellos que fueron hegemónicos por algo en algún momento. Muchas veces no es necesariamente una guerra o una confrontación lo que da lugar a una coyuntura favorable al que escribe la versión oficial. Puede ser potra o que el otro no supiese escribir o narrar. Muchas personas de las que se conoce su versión bastante bien no han sido muy agraciadas. Apúntese a esta lista filósofos que se suicidan, escritores pobres o auras mágicas, pero son disgregaciones más outsiders. En los periodos pretéritos el filtro del tiempo, como decimos, no separa el grano de la paja, sino que los amalgama y convierte los hechos en un pastiche de historias, mitos y saberes populares. Distinto es lo que aconteció hace muy poco o está pasando. El que narra, a no ser que sea para sí —y aun así— es difícil que sepa permanecer neutral en algunos asuntos. Las personas corrientes y molientes a día de hoy repiten como papagayos, los sabios miran al cielo, los tontos son líderes de opinión y los que esperamos el futuro salvaje estamos a nuestras cosas.

La nueva ola censora que nos sacude desde tantos frentes, los errores políticos e históricos, la mera corrección de lo polite ya no es que escriban y reescriban datos, conceptos, moralinas y boutades,  sino que intentan que la autocensura de las mentes actúe como un resorte, vigilando qué decir, qué pensar y qué actitud tomar. Un arma que se utiliza mucho ahora es el aburrimiento por saturación, donde en otras épocas fueron noches en el calabozo, aceite de ricino, un palizón o el garrotillo. También la criminalización de la acción de escribir. Y esas formas de violencia vienen desde distintos niveles. La masa se revuelve intentando demostrar que son más papistas que el Papa, pero a la vez más copérnicanos que Galileo. Y sin embargo se mueve, o no… Se afean conductas de una forma moral emitiendo juicios de valor por el tema que toque en el día. Lo que siempre se ha hecho en bares, entierros y en reboticas, pero a las claras y con cierto orgullo, si no elitista, sí de pertenencia a una facción que mira el mundo de una forma acertada. Por otro lado está el factor Estado diciendo que es lícito o no, aún saliéndose de sus competencias autoimpuestas de defensa de las libertades y demás mamandurrias.

Como comenta a menudo el Maese Z., el mundo plasmado en 1984 describe más lo que vivimos ahora que la crítica del Stalinismo que hace Orwell. El constante revisionismo por los diversos frentes del espectro político y la extrema manipulación a la que estamos sometidos, esa REESCRITURA constante es hoy patente a diversas escalas. Si el río anda revuelto se dice que es ganancia de pescadores, pero al final quien gana son las conserveras. Identifican a auténticos fascistas —y no estoy usando el término alegremente— con luchadores por la libertad, y a los que gustan de la libertad de expresión —sin excepciones, no con doble o triple vara de medir— con amorales, terroristas, enemigos de clase, libertinos y otras lindezas. El pensamiento tangencial, no ya diagonal ni transversal, está mal mirado por todos aquellos que siguen una corriente a pies juntillas. Se acusa de sectarios a aquellos que rehúyen la piara, cuando esta piara se parece más a un grupo de acólitos que cualquier otra cosa. El reseteo de lo que se dijo es diario, donde se dijo dijo, se dice Diego. Diego, Policarpo, Casimiro, Leonino o Marciano. Lo mismo da que da lo mismo.  Mañana los nuevos trending topics habrán convertido en rancias las palabras del hoy, que será el ayer. Y el ayer no importa, pudiendo ser demagogos y chistosos aquí y ahora.


miércoles, 6 de junio de 2018

PEROGRULLADA PROSPECTIVA (coda a la entrada anterior)




Gobierno como plataforma preelectoral. Ecumenismo centrípeto en torno a Sánchez, muy a lo Macron. Fagocitación de votantes riveristas e incluso algunos PPopulares (básicamente, por la cuestión catalana). Satelización de errejonitas al poner en evidencia el vitelonismo hooliganesco de Podemos y sus mareachis (que puede hacer reflexionar a sus cuadros y votantes menos delincuenciales y más dispuestos a la gestión -lo mismo podría valer para ERC y el PDCAT, en cuanto a que los elementos más posibilistas de ese mundillo se sientan "tocados" por el juego poli malo poli bueno que puede simbolizar el dúo Borrell/Batet). 

Deja vu del primer gobierno suarista, sin refrendo electoral y bajo la presión del bunker tardofranquista (en este caso, los "bunkeres" -de videojuego- del podemismo y el catalanifuguismo). Que Sánchez iguale a Suárez en juego de cintura, el tiempo lo dirá. Pero, ahora mismo, la subestimación y la inquina generalizada en el inicio de su singladura es común a ambos nombres.

martes, 5 de junio de 2018

¿ATISBOS DE FUNCIONALIDAD?




Desde mi perspectiva de abstencionista (que no equidistante) capaz de distinguir y valorar el impulso de gestión frente a la tolerancia low profile ante la disfuncionalidad, en el plazo medio me congratulo de que se actúe más allá de la performance tabarnesa con respecto a las patologías del Nordeste y, de paso, que pueda contribuirse con ello a la remisión de otras estériles sobreactuaciones peninsulares. Borrell (el único nombre que, en su breve momento de timón, me hizo pensar -¡a mí, quién lo iba a decir!- en votar al PSOE) y la moción badalonesa parecen elementos más contundentes como aviso a navegantes que ese 155 (en modo masaje tailandés) con que el amebiano Mariano ha ¿castigado? a Cataluña. Tendría gracia que desde su nanominoría el PSOE empiece a macronizar, quitándole el rol que los hados UEuropeos pensaban otorgar a Rivera y sus huestes de la sita Pepis. Un PSOE apoyado por ciento y la madre (que, a su vez, se engreñan por contrapuestos intereses y donde, al final, sólo contará la áurea tutoría del PNV y una posible gravitación/fractura del pragmatismo errejonita versus megalómanos buscones y sociópatas monederos -Soraya, sacudida, agitada y meneada cual Martini de James Bond en las garras acosadoras de ese siniestro híbrido de Goebbels y Brecht, aquellos compis dramatúrgicos de juventud bohemia que el destino más tarde separaría-) y contestado (pero menos: ahí Badalona y el devenir moebiano de los presupuestos) por una oposición aún en shock por la pérdida de la peana (PP) y/o de las expectativas de alzarse con ella (Cs). Si pronostiqué agorero desde el minuto cero la toxicidad del limbo low profile de Rajoy con su mayoría absoluta en sordina toleradora de desmanes, recibo con la esperanza de la paradoja esta incógnita de un Sánchez en minoría pero deseoso de dejar huella (nada de perfiles bajos) y ya de vuelta de veleidades irresponsables (esa pedagogía rollercoaster del sube y baja y vuelta a subir en su partido tras las tonteridas bipolares de 2016 -recordatorio apriorístico de que, si se pasa uno de "revoluciones", siempre asomará un Rubalcaba o similar segándote el subidón mesiánico/inepto bajo tus pies-). El mundo no está para teatriyos: tal vez este punto de inflexión (basculando entre un 14 de marzo de 2004 -por aquello de la sorpresa, para mal- y un 1 de julio de 1976 -por aquello de la sorpresa, para bien-) suponga el reencuentro de esta piel de vaca loca con la realidad y el abandono de un reality que ya cansa, la verdad.

viernes, 1 de junio de 2018

LA CUADRATURA DE LA CAMA REDONDA


En la realidad italiana se creó el pentapartito mecido en el regazo (cual estanquera de AMARCORD) de la onorata societá.

En la realidad alemana se creó la grosskoalition de democristianos y socialdemócratas bajo la férula atlantista y euromercantil.

En la realidad francesa se creó la cohabitación de un presidente y un primer ministro de distinto signo político. Para entonces ni el socialismo de Mitterrand (ya afeitado de la cuerna frentepopulista que lo encumbró al poder) ni el neogaullismo de Chirac (ya limado de los residuos soberanistas que le auparon del municipio parisino al ejecutivo nacional) eran realmente incompatibles.

En el reality eXXXpañol se supera todo ello y se logra el gobierno de todos con todos y contra todos, algo que ya existía en clave soterrada desde la colusión en mayo de 2008 del zapaterismo reafirmado con el comienzo del low profile rajoyano y que ahora se sanciona en honesto acto de impudicia: nuevo presidente con el apoyo de 22 partidos de muy ¿diverso? pelaje que, a su vez, asume los presupuestos generales del Estado aprobados por los grupos ahora en la oposición más la intersección del único punto REAL y no virtual de este totum revolutum, la clave de arco(iris), el PNV.

Algunos hablan de caos. Yo hablaría de un momento de orden y claridad en el teatriyo del desorden establecido, que, por primera vez, se presenta ante el paisanaje sin la máscara confusionista de la mentirosa lidia política. Orden y claridad garantizados (al menos, en relación con lo anterior) por la tutela axial del único partido funcional que existe en la piel de vaca loca. Por el momento, confiemos en la alergia peneuvista al corto plazo (pan para hoy y hambre para mañana) en la defensa de sus intereses. Si recupera el peso que tuvo en los 80 cara a las decisiones tomadas en Madrid, algo habremos ganado en relación a estos años marcados por los estupefacientes Zapatero y Rajoy.

lunes, 28 de mayo de 2018

PODEMOS (la misma palabra lo dice...)




Se apoya al buscón en tanto que buscón: y los que dentro de sus filas lo cuestionan no lo hacen por superioridad ética sino por querer otro buscón en lugar del buscón.

Pablillos es la culminación de lo iniciado un 14 de marzo con ZP y continuado con las moviditas del 15M: la fantasía de "empoderamiento" de unos hooligans, gamberros y vitelones "de izquierda" cuyo único momento de gloria hasta entonces había sido jugar al club de la lucha con sus gemelos contrarios cada 20N en Tirso o, en plan más institucionalizado, calentar asiento en escaños culiparlantes y/o cul de sac académicos. La ascensión virtual de los jerks: si alguien como Zapatero o alguien como Bibiana Aido podían oKupar esos cargos, otros detritus también podían. Era la antimeritocracia, amparada (para más inri) desde mediados de 2008 por la ¿derecha? (la última actuación drástica de Rajoy fue por entonces la purga en el PP vasco y el dar la espalda a sus votantes, sobre todo a los más sensibilizados con el tema del terrorismo).

Hoy SSMM de la Zarzuela tienen como espejo "alternativo" a SSMM de Galapagar. La republicana consorte Letizia es el puente de concordia entre ambas "majestades".

jueves, 24 de mayo de 2018

LA DIFERENCIA



La diferencia entre la gestión implacable y la gesticulación incoherente. Una vez más me reafirmo en que el PNV es lo único funcional en el panorama político eXXXpañol. Si en su momento ya quedó claro que no era lo mismo Arzallus que Pujol (la diferencia entre lo comunitario y lo meramente clientelar), ahora la distancia entre el foralismo férreo euskaldún y los delirios centrífugos del Nordeste comienza a ser galáctica. La corrupción felipista se basaba en la noción perogrullesca pero sabia de que, para sacar tajada de la vaca, ésta ha de estar desarrollada y lustrosa: la misma línea muestra el PNV frente al marasmo autodestructivo de sus ¿hermanos? almogávares. El PNV es lo último que queda en la política no afectado por el virus disfuncional del 11M: si extendiese sus intereses más allá de sus lindes (como cuando los vascos eran la vanguardia de Castilla), otro gallo nos cantaría. 

España ha terminado hace tiempo: pero ese estrambote que yo llamo EXXXpaña y que pretende heredarla en clave de reality, durará sólo el tiempo que convenga a los intereses del PNV. Y hacen bien, qué diantres... 

viernes, 18 de mayo de 2018

REVOLUCIONES DE SALÓN: Otro mundo es posible (VII) Usuarios medios de la cyber revolución



Guía de pensamientos de usuarios medios de la cyber revolución en Facebook.

Hummm… vamos a ver, vamos a ver… hoy que ha pasado por el mundo…

Mira que video más bonito. Es muy emocionante. Voy a compartirlo ahora mismo. Verás cuantos likes… jejejeje
Ohhh, se ha muerto este tío. ¡Era muy famoso! Bueno, apenas sé una nada sobre este, pero quedaré muy mal si no pongo algo guay. Ostras, que guay una infografía con sus mejores discos. ¿O son películas? No sé…


Voy para abajo a veeer… hombre, el menganito… que poca vergüenza tiene la gente. ¡Cómo si su vida nos importase una mierda! Ucha ese posando como un mongolo. Que pardillo. Y qué casa más fea tiene, copón. No sé cómo se atreve a enseñar esa cortina, por Dios. ¡Qué cateto! Bueno, en el fondo es gracioso.



Oh vaya esto me preocupa muy seriamente, ayer dijeron en la radio que era bastante grave. No sé dónde vamos a llegar, esto hay que arreglarlo de inmediato, no puedo permanecer impertérrito ante una situación así. La cosa tiene miga. Voy a echar una mano  ante esta gran injusticia. Vamos, macho, que eres un hombre de acción.




 Esto es indignante. ¿Pero cómo puede ser? No, no y no. Yo estoy a favor de la libertad de expresión, pero no tolero esta clase de abuso. Eso podría ofender a alguien. No es que yo esté en esa situación ni es que la conozca mucho, pero hay cierto términos o palabras que tienen telita, pero por si acaso…

 

Ostras que graciosos es este CABRONAZI, ¡qué cosas se le ocurren! Cómo me gusta lo transgresor, soy un tío guay.



No, no y no… vamos a ver esto me indigna a saco. No nos pueden avasallar así, y menos esta gente que no me representa. SI SE PUEDE. SI SE PUEDE. El caso es demostrar mi más enérgica repulsa. Y que quede muy clara, no soy yo persona de medias tintas.



Esto me representa mucho. 





 Y así horas…

jueves, 19 de abril de 2018

EMPODERAMIENTO Y MULTIPROPIEDAD




Un reciente chateo con Mame a propos de sueños y ascensores me ha acabado inspirando esta chorradica. No tan chorradica, desde mi condición de minipropietario metapolítico alérgico a la demagorrea.


































"Se puede ser multipropietario y de izquierdas. ¿O no?" 
(parafraseando una cita de Nacho Escolar)