lunes, 11 de septiembre de 2017

LA BIBLIA EN PESTE



a Beatriz, que me enseñó el arte del nanocuento


-Oh, Señor, ¿por qué a mí?

Preguntó la rata Job en el laberinto. Y el Señor, ajustándose las lentes de montura plateada y componiéndose con un punto de coquetería la bata blanca, le respondió con torrencial jovialidad (que viene de Jove, todo sea dicho):

-Nos ha jodío, porque un día de éstos me dan el Nobel. Vamos, ratita, tú a lo tuyo. Verás como superas también esta prueba...






lunes, 28 de agosto de 2017

NUBLADO



Leo bajo el sonido del chaparrón tras los cristales el SAN GENET en sus páginas más explícitas de "bad trip" (se habla de traición como ascesis: traición, soga en casa del ahorcado que se sintió "asqueado" por un Céline previamente objeto de ¿admiración? ¿envidia? y "traumatizado" por los procesos de Moscú, un "trauma" lo suficientemente ambiguo como para dar pie a piezas tan complejas como EL ENGRANAJE o LAS MANOS SUCIAS). Para enjuagarme de oscuridad, alterno con el primer volumen de la CRITICA DE LA RAZON DIALECTICA, siempre más luminoso en tanto que polémico (Sartre se viene arriba anímicamente cuando polemiza, en tanto hay implícita una expectativa nunca abandonada de jugar su rol como líder de una opinión aún por concretar, por construir: al contrario, las biografías -ya lo mostró con Baudelaire, lo muestra con Genet y supongo lo repetirá con Flaubert-, en tanto que juego introspectivo de los espejos, siempre tienen ese tono de bajón, de ojo pipa mirándolo fijo, testigo de todas las dobleces, cual vértice umbilical del espejo de la reina en BLANCANIEVES). 

Podría estar leyendo tantas otras cosas que me esperan en el disco duro y que me resultarían más estimulantes, como las novelas de DEXTER, o cosas de la Highsmith que aún no he catado, o números del ELEMENTOS todavía vírgenes de mi pupila, o ese montón de Barojas cuya relectura me resulta tan adictiva... Pero sé que es éste el momento, la perfecta coyuntura para patinar por la bruñida y seca superficie del ojo pipa. Coyuntura consonante, con estos impasses en proyectos con vocación de insuperables, con estas lamidas de heridas de quienes no hace tanto tiempo se sentían florecer, con estos alejamientos tras reencuentros llenos de luz y promesas, con este limbo que parecía haber acabado y, por el momento, no, ahí sigue, con su kippel, su mierda. Con esta existencia tan tópicamente sartriana. 

A ver si para final de año, coincidiendo con el final de estas lecturas acres y cómplices más en la morbosidad del bajón que en la empatía de la afirmación, el limbo se disipa y sabemos a qué atenernos, si no en todo, en bastante...

Pero, por el momento, está nublado, sí, nublado.

viernes, 7 de julio de 2017

SARTRE: UNA INTRODUCCION



"Naturalmente que en nuestra casa todo el mundo creía: por discreción. Siete u ocho años después del gobierno Combes, la incredulidad declarada conservaba la violencia y la indecencia de la pasión; un ateo era un original, un furioso a quien no se invitaba a comer, por temor a que «hiciera una de las suyas», un fanático lleno de tabúes que se negaba el derecho a arrodillarse en las iglesias, de casar en ella a sus hijas y de llorar deliciosamente, que se imponía probar la verdad de su doctrina por la pureza de sus costumbres, que se encarnizaba contra sí mismo y contra su felicidad hasta el punto de privarse del medio de morir consolado, un maniático de Dios, que veía Su ausencia por todas partes y que no podía abrir la boca sin pronunciar Su nombre; en una palabra, un señor con convicciones religiosas. El creyente no las tenía: las certidumbres cristianas habían tenido el tiempo suficiente de probarse en dos mil años, pertenecían a todos, se les pedía que brillasen en la mirada de un sacerdote, en la penumbra de una iglesia, y que alumbrasen a las almas, pero nadie necesitaba tomarlas por su cuenta. Era el patrimonio común. La buena sociedad creía en Dios para no hablar de Él."


Me interno en una asignatura pendiente. Un detonante: el amigo Tena me lo definió como SU filósofo. Otro: con mi cuchitril kippelizado y este entorno eXXXpañol de otredades infernales adobando mi cierre de círculo existencial pueril/senil, intuía que era el momento en que mejor podía acercarme al mundo sartriano.

Hasta ahora me habían separado los árboles: esa fisonomía horrorosa, como de Yves Montand con antifaz de camaleón; su condición de máximo icono durante décadas de eso tan genuinamente occidental, la progresía (cuando yo había descubierto la grandeza de Stalin -como también la de uno de sus servidores, el draculino Bergamín- por lo que tenía de antiprogresista, de provocativamente arraigado, de viejunamente incorrecto, exactamente como lo había hecho Dugin con el padrecito unos lustros antes); o la acre impresión que me produjo la lectura de algo suyo (LA INFANCIA DE UN JEFE, que como retrato de un fascista en germen me pareció tópica, impostada e impostoramente "militante", sin los hallazgos objetivos que ya había descubierto en las vivisecciones del fascismo ad uterum realizadas por un Zeev Sternhell o en las lúcidas reflexiones que me brindaba en las tertulias de los viernes el zenmeister Rafa, tan de vuelta de las miserias "nacionales").

De Sartre sólo había dos cosas que me resultaban simpáticas, su valoración de Frantz Fanon (con esa frase sartriana que ornaba el prólogo a LOS CONDENADOS DE LA TIERRA -"el odio es el único tesoro del insurgente"-), y dentro de su tortuosa relación con el comunismo, su tozuda negativa a caer en la fobia "pentagonal" hacia Moscú, tan tentadora para otros de su generación tanto conversos como puretas (esa estupendez gauchoatlantista que siempre acaba hediendo a troskismo...).

Me he descargado un buen montón de títulos de mi bookdealer habitual así como algunos volúmenes complementarios (de su consorte Beauvoir más una biografía, SARTRE: A PHILOSOPHICAL BIOGRAPHY de Thomas R. Flynn): usando la biografía como bitácora, iré leyendo por orden cronológico. He empezado con LAS PALABRAS (sus memorias de infancia que, por el momento, con su compulsión por los libros, los tebeos y el cine, más su infancia "revejía" -con diferencias y semejanzas notables en cuanto a tutelajes y mutaciones de rey de la casa en patito feo-, no me está resultando demasiado ajena y sí bastante amena).

En fin, aún no le han crecido pelos en las partes aunque acaba de matar a Dios. Cuando acabe este libro, me esperan EL MURO Y OTROS CUENTOS PRIMERIZOS (donde me volveré a topar con LA INFANCIA DE UN JEFE -veremos si con la relectura varía o se confirma mi primera mala impresión-) y después LA NAUSEA y los primeros tochos duros de roer (LA TRASCENDENCIA DEL EGO, EL SER Y LA NADA...).

A suivre...



sábado, 1 de julio de 2017

SOÑANDO CON EL TITANIC (cabezadita de sobremesa)


Zzzzzapeando tras la paella de lentejas a la mariñeira (con sus alguitas, su bonito, su salsa de ostras... -bueno, ya daré la receta en otra ocasión-), quedéme traspuesto y, en esto, aparecióseme Heliogábalo con toda su pompa (de jabón) y vestido de capitán de trasatlántico. Por la rutina del tópico, empezó a interpelarme con guiños y visages (que yo confundí con Louis de Funes, pero en realidad el referente era Artaud, su evangelista): con aquellos galones y aquellas muecas me retrotraje a EL GENDARME DE SAINT TROPEZ y, transido por la vis cómica, no le pillaba el discurso. Amoscado, diose cuenta de mi zumba y cachondeíllo y deceleró su expresión hasta adquirir la prosopopeya de un José Antonio Marina dirigiéndose a una audiencia de iletrados seguidores de LA QUE SE AVECINA. No acababa de cuadrar del todo el punto al insigne filósofo/tertuliano y la cosa quedó a medio camino, con un algo a lo capitán Spaulding (por otra parte, muy oportuno dado lo "titánico" de la situación). Me explicaba paciente que ese barco era su mayor "orgullo" y que iba a durar por lo menos mil años (¿acaso las retransmisiones simultáneas de su puesta a flote en las televisiones de Carmena y Cifuentes no lo atestiguaban? -aquí no pude dejar de pensar por un momento en los momentos más náuticos de Fellini en AMARCORD y, cómo no, en Y LA NAVE VA... con ese aroma intenso a rinoceronte con diarrea-) y cómo yo era un pobre desubicado de la realidad al ver icebergs amenazando tanta imponencia desde los confines siberianos, confucianos o parsis. ¿Una nave tan fashion y guapísima de la muelte desarbolada por una cosa tan bárbara y elemental como un coscorrón de hielo? En esto, un a modo de cabeza volante de Marx en el film ZARDOZ pero en plan frappé y con los rasgos del Putin Amo se comenzó a divisar en lontananza. Como el capitán Heliogábalo, empeñado en persuadirme de mi errónea y absurda posición, daba la espalda a la proa y también al creciente acojone de la tripulación y pasaje, el barco, sin directrices, iba derechito al redentor desastre. Yo me empecé a sonreir con malicia adventista (que a mí estas cosas me ponen...). Las últimas palabras que dijo el capitán fueron de antología: 

 -¿De qué te ríes, chaval?... Que esto es muy serio... 

 Y tánto. Oh, capitán, mi capitán...



miércoles, 28 de junio de 2017

DE ORGULLOS Y PREJUICIOS (o el pendulazo para quien se lo trabaja)



(esta noche he soñado con la siguiente realidad apócrifa: 
cuando la oronda Amy Lowell dio calabazas al minotauro Hulme
 y éste, con laberíntica concisión, decidió llamarla al orden...)




La parafilia, en sí, no es pecado. Lo es cuando se arroga el rango de norma y pretende señalar qué es pecado y qué no. Ahí comienza la cuenta atrás hacia su traumático despertar...





lunes, 22 de mayo de 2017

EXXXPAÑA: UNIDAD DE DESTINO EN LO DISFUNCIONAL




Odio a todo lo que huela a gestión (aunque sea torticera) pero un odio tongado, confiando en que el piloto automático (Rajoy) siga marcando la inercia obediente a designios extranjeros. Francia en los 30 (lo cuenta Drieu en esa gran novela/testimonio, GILLES) vivió algo parecido con Laval (su piloto automático, que pocos años después, en su calidad proteica de radical/socialista, sería el activo más eficiente para los ocupantes). Rajoy, rizando el rizo por aquello de su condición amebiana (por etnia y por ¿género?), es a un tiempo el Laval de los 30 (piloto automático) y el de los primeros 40 (lacayo de los titiriteros de fuera, en su calidad proteica de derechista "low profile", interino perenne, traidor a sus votantes y leal a Bruselas y Washington -con Washington anda últimamente algo perdido porque no acaba de pillarle la subrutina a Trump-). En tanto, el personal (eso que llaman "la militancia") se divierte incidiendo en lo jerk, en los cul de sac a que conduce el ressentiment de l@s alérgic@s a la excelencia, en las venidas arriba premeditadas y afeitadas de cuerna, desde esa mezcla tan inefable de cobardía e idiotez tan propia de l@s demagorreic@s que nos saturan, dando una nueva vuelta de tuerca a lo iniciado un infausto 14M de 2004.

La Francia de los 30, dimitida de sí misma, se redimió en el mercado negro de la travesía de París, en las levas forzosas que vivió Abel Tiffauges o en los läger donde la diñó la Nemirowsky. Todavía me pregunto cómo y cuándo se redimirá la EXXXpaña de hoy, UNIDAD DE DESTINO EN LO DISFUNCIONAL.

sábado, 20 de mayo de 2017

EL EFECTO MARIPOSA (voliciones, noliciones, consecuencias...)



Pregúntome:

¿Si Franco hubiese integrado en su proyecto a Cambó y al PNV, habría llegado a surgir ETA y medrado Pujol? ¿Y, a más a más, se concebiría la situación actual de reality famélico en lo moral y obeso en lo material? (según parece, nos va mejor que a los franceses en el plano macroeconómico -de ahí que, en vez de crecer contestaciones reales como el FN, se nos maree con performances obscenas para consumo de jerks como los mareachis podemitas y el delirium tremens catalanista, ambos con la misma marca de agua estancada que el maidan ucranio y las "primaveras" tunecinas que dieron alas al islamismo probeta tan querido por Manuela Carmena-)  




martes, 18 de abril de 2017

LA CHANSON DE CLOUSCARD (o los extremeños se tocan)



El glamouroso patriota francés Michel Sardou, desde las antípodas ideológicas, es con esta canción la perfecta banda sonora para las diatribas de su tocayo Clouscard contra el narcisismo sesentayochista. 




La gouver-ne-men-ta-lo-manie,
L'intellec-tualo-gaucho-manie,
L'americano-anglo-manie-manie,
La jazzo-tango-rétro-manie,

La club-médi-terranéo-manie,
Et la thalasso-thérapo-manie,
La déconno-débilo-manie-manie,
L'autosatis-factionno-manie,

La pornomanie - La sexomanie,
Météo - manie - La sodomanie,
L'éco-lo-gi-co - M.L.Fo-miso-gino,
Phallo - scato - crado - crasso - idio - vulgo,
Caco - phono- micro,

La gouver-ne-men-ta-lo-manie,
L'intellec-tualo-gaucho-manie,
La zingo-bistro-flippo-manie-manie,
La super-hyper-extra-manie,

La gastro-nomo-bouffo-manie,
Et la stéphano-footballo-manie,
L'exhibi-tio-nno-sexo-manie-manie,
La mini-maxi-majo-mino-manie,

La psychomanie - I'astrolomanie,
La lotomanie - la sécumanie,
La photo-porno-crypto-socio-démo
Crato-coco-facho-nazo-disco
Whisko-gogo-sono-forto-sourdo,

La gouver-ne-men-ta-lo-manie,
L'intellec-tualo-gaucho-manie,
Et la TV-radio-sondo-manie-manie,
Et la médicamento-manie,

L'informatico-robo-manie,
Et la PD-Uni-sexo-gouino-manie,
La déconno-débilo-manie-manie,
La staro-super-staro-manie,

La Jacques-Chazot-équivoquo-manie,
La PhiIippe-Bouvardo-bavardo-manie,
La Léon-Zitrono-égo-manie-manie,
La Pierre-Bellmaro-micro-manie,
La Martino-Collaro-canularo-manie,

La Germanie,
La Birmanie,
La Roumanie,

Manie - manie - manie...

domingo, 26 de marzo de 2017

SUEÑO DE RENACIMIENTO


Había unos solares detrás del barrio en el que vivo que, pasada la piscina municipal, pertenecían a otra dimensión (no tengo claro si espacial o temporal). Cuando me muevo en el plano real la cosa corresponde a Islas Filipinas pero en mi sueño era todo un mundo (mis recuerdos me insistían que yo lo había transitado alguna vez). El plan de recuperación mostraba casas con ese punto entre moscovita y chino de los 50 que tienen algunos tramos de Reina Victoria pero rutilantes, como recién sacados del envase. Y árboles caducifolios, y entre los árboles, kioskos de prensa ofreciendo material de otrora, como el TIOVIVO autogestionario, LA CODORNIZ que yo solía leer en la consulta de los médicos y los comics VERTICE en formato de bolsillo que me rescataron de la realidad por un bienio laaargo. También había cines de sesión continua emitiendo películas jamás rodadas, pero recurrentes cuando uno cree que duerme. Y cafeterías con nombres exóticos y decoración streamline, donde siempre se pueden encontrar esos pasteles recubiertos de azúcar duro que se conocían por vergaras y acompañarlos con una taza de té con leche condensada.



Estábamos unos cuantos de la lista de FB (Mame, Esther, Leyre, Antonio, Clara, Oscar, Luigi, Celia y Raúl... hasta Andrea apareció pilotando un dirigible a cuadros rojiblancos cual cohete de Tintín) en aquella esquina de Lavapies. Pero no era el Lavapies que hoy conocemos sino algo también afectado por el plan de recuperación espacio/temporal: todo recordaba a Edgar Neville, con algo de un Bergamín arnichesco. En un Cabestreros como remodelado por el pintor Solana se presentaba una adaptación neofolk, con un punto de Douglas Pearce, de LA VERBENA DE LA PALOMA. Por un transistor con funda de cuero, un speaker de una emisora local ponía HERALDO DE LENIN, el hit (más virular que viral -por aquello de las Romas pirenaicas-) del grupo vasco NACION (que cantaba en castellano "porque la izquierda sólo puede expresarse en ruso o en castellano" -tal como asertaba el líder del combo, biznieto de dos niños de la guerra criados en Moscú y ennoviado con una descendiente de Ramón Mercader, también en el grupo y autora de la rumba electroacústica VIVA ESPAÑA Y PIOLE!!!-). Era noche cerrada y los escasos transeúntes tenían todos un aire a lo Conchita Montes chulapona, a lo Fernán-Gómez antes de mandar a la mierda a nadie o a lo Guillermo Marín haciendo malabares dorsales con sus siete jorobas de cristal. Llegaron amigos y conocidos de los presentes y nos sentamos todos en una terraza (ahora empezaba a clarear) en una calle que recordaba, sin serlo, la del cine Doré. Medio oculto en un portal un sujeto con expresión atravesada, entreverada de Fernando Sánchez Polack y del que hizo aquello de UN ASESINO DE LA TERCERA EDAD, murmuraba entre dientes "TODOS FACHAS, TODOS FACHAS, SOLO CRISTINA ES LA VERDADERA IZQUIERDA..." (alusión a la Cifuentes, que había sido nombrada ministra de Progreso Mediático y Ubicuidad Tertuliana en la recién estrenada coalición antifóbica formada por los principales partidos como respuesta al eje tricolor franco/usaco/británico/cirílico que amenazaba el futuro de los derechos humanos -o sea, de los burócratas onusinos-, coartaba las libertades -sobre todo, de violación y crucifixión, tan queridas por las feministas escandinavas adictas a las 50 sombras del daesh- y aumentaba exponencialmente el calentamiento global -por los cuescos de las vacas, si cumplían la promesa concertada entre Trump y Le Pen, con la adhesión de Putin, de "una vaca para cada ciudadano"-: en dicha coalición Pablo Iglesias detentaba la cartera de Condición Femenina "porque las mujeres necesitan de un macho alfa con una buena minga que las guíe en sus misandrias, poliandrias y calandrias y, además, con mi barba y coleta tratada con Panten, soy el perfecto maelstrom en el que confluyen todos los géneros, incluidos los de punto, y no me beso porque no llego, y si llegase, llegaría tarde"). Justo cuando me iban a servir el tomatito de amanecida, aparecieron unos jovenzuelos con halcones peregrinos aferrados a la muñeca y camisas negras de rutilante seda con bordones dorados. Dijeron representar al mundo que se regenera y, en traducción castiza del inglés Alt-Right, ser la Derecha Altanera (de ahí también lo de llevar ave de presa donde se suele llevar el reloj), de moebiana confluencia de slogans ("LA IZQUIERDA ACERTADA SIEMPRE ESTA A MANO DERECHA" = "LA DERECHA NO ES COMPLETA SIN LA VIA DE LA MANO IZQUIERDA"). Andrea, desde su dirigible, tomaba vistas de todo para mostrarlas en Bruselas y provocar la apoplegía generalizada en la EuroComisión de Gobierno Virtual (formada por los restos de la UE: o sea, Valonia -Flandes se había centrifugado/centripetado hacia Holanda-, Luxemburgo, Monaco, Alemania NorOccidental -la Oriental había pedido el ingreso en la Unión Eurasiática y los teutones de más abajo habían hecho el anchluss con Austria y Padania-, Kosovo, Montenegro y Gibraltar -que se había salido del Reino Unido para volver a la disciplina peninsular, a condición de que el reino antes llamado España pasase a ser dependencia del Peñón y los monarcas abdicasen y cediesen el trono a una pareja de macacos muy querida por los "llanitos" y conocida popularmente como Philippa y Letizio, condición que el interino perenne Rajoy aceptó con tal de seguir presidiendo medio siglo más y de obedecer a alguien, aunque sea a un cercopiteco-). Sólo la subversión regeneradora del munícipe madrileño con maneras de Antonio Ozores chocaba institucionalmente con el rodillo castrato de la coalición gubernamental. 



Uno de los jóvenes altaneros me secuestró y, subiéndome a su montura alada (esta situación sólo es posible en un sueño: no pretendan hacerlo en momentos de vigilia porque el halcón no se dejará y les acabará picoteando la niña de sus ojos), me llevó al caserón familiar, sito, cómo no, en la más recoleta calle de El Viso (esto es, la calle del río que no tiene nombre) y me ofreció a su hermana Elvira como regalo de cumpleaños. Elvira tenía cara de Elvira (vamos, de la monja loca de EL NARCISO NEGRO) y, como una gemela a la inversa de Simone Weil, hablaba en permanente tono de alucinada exaltación pero más de fecundidad que de descreación ("QUIERO PROCREAR DESDE LA PRIMERA VEZ Y GENERAR UNA NUEVA ESTIRPE. ME HE RESERVADO TANTO TIEMPO PARA UN ALGUIEN ESPECIAL.."). Se rasgó las vestiduras (talares y coloridas, como sacadas de un cuadro de Leonora Carrington) y su cuerpo cerúleo y flaco (con pechos de novicia, de vórtices cárdenos, como de Semana Santa) que contrastaba con su desmelene azabache, se me echó encima. Con la mirada fija más allá de las paredes del propio sueño, me empezó a zarandear y a desnudar y, en esto, MECACHIS, sonó el despertador (resulta que cuando fui a cambiarle la hora al acostarme, había activado la alarma sin darme cuenta).      



jueves, 16 de marzo de 2017

CRIMEA SOM TOTS (la ¿entelequia?)



continuación de lo dicho 





El día que Madrid ejerza sobre sus periferias el efecto centrípeto (libre, soberanamente centrípeto, sin imposiciones) que el Moscú de Putin ejerce sobre las suyas la EXpaña desarbolada de los últimos tiempos dejará de estar aspada sobre su propia x.




viernes, 3 de marzo de 2017

WIENERDOG IN CHAIN



Lo peor que puede pasarle a un personaje de Todd Solondz es ser defendido por Cristina Cifuentes, la némesis de los autobuses especialmente diseñados para que Cristina Cifuentes sea su némesis (¿complenden la gilipollez?).

Encadenado a la cadena (enredado en la red -envuelto para regalo de emasculadores-). 

NO HAY LUGAR PARA INFELICES EN UN MUNDO... ¿FELIZ? 





Toda transgresión será digerida y, de no ser así, será excretada

Podría acabar con una cita de algún francés acabado en ARD (CLOUSCARD, BAUDRILLARD...) pero estoy tan epifanizado por la película que acabo de ver que no me sale de ahí.

martes, 28 de febrero de 2017

GENEALOGIA DEL TONGO



"Trois rôles sociaux ordonneront le relationnel du groupe : 
le rôle du bouffon, de l’entremetteur, du truand. 
Trois axes de la dynamique de groupe. 
Le leader sera celui qui sait manipuler ces rôles et ces personnages."  
(Michel Clouscard) 



Como le decía ayer al amigo Tena, en torno a un espléndido arroz negre (uy, perdón, afrovalenciano), entre masticación y común abominación del multipropietario Wyoming, ¿qué fue antes, huevo o gallina, o el CQC de la berlusconiana Mediaset acaso no incubaba el reality PPSOEDEMOC'S de la planetoide Mediapro, ese reality donde todas las aguas residuales, emergentes o estancadas, confluyen en infecto tongo guerracivilista?


jueves, 23 de febrero de 2017

EL TURBIO Y TERMINAL SECRETO DE LA ETERNA ¿JUVENTUD? (sombras, que no luces, de tardobohemia)



"De même que « la comtesse a toujours trente ans pour le bourgeois ». Le révolutionnaire de la bourgeoise aura toujours les cheveux longs. Et comme le snobisme est joli lorsqu’il transgresse et qu’il casse !" (MICHEL CLOUSCARD)


En la cita precedente se explica, de manera irónicamente concisa y con décadas de antelación, cómo es posible que en uno de los países demográficamente más geriátricos del planeta triunfe la "juventud eterna" de PODEMOS y sus mareachis, herederos más pasados de rpm (revoluciones por minuto -¿qué digo minuto?: nanosegundo...-) de aquel otro rorro de comisuras goteantes conocido por ZP quien, con sus disfuncionalidades y tics caprichosos, causó hilaridad en Europa, irritación (mezclada con desprecio) en los USA tanto de Bush como de Obama (ahí el palmetazo de éste en 2010) y sólo fue (¿es?) valorado como idiota dudosamente útil en algunos países del hemisferio sur. Y todo ello (tanto herencia como herederos) siempre bajo la tutela de ese alter ego del Mickey Rooney de LA VIDA LACTEA, su gemelo oscuro y vampírico, ese bebé milenario y demiúrgicamente travieso (de nonagenarios, los podemitas querrían ser así...) llamado S-O-R-O-S.


EXXXpaña, monipodial patio de recreo para una población abocada a quedar huérfana de todo futuro, en contraste con buena parte del resto del mundo, que intenta con todas sus fuerzas (cada cual a su manera y según sus luces) yugular los limbos de kippel y mierda y recuperar la plena soberanía sobre la realidad.

viernes, 10 de febrero de 2017

TATUAJES



a madame Byblos por su certera mirada




En EL INTERCAMBIO SIMBOLICO Y LA MUERTE Baudrillard dedica un capítulo a glosar los graffitis tanto en muros como en cuerpos (tatuaje corporal): su atracción, su empatía por ello está en función del momento en que tales manifestaciones eran sagradas, sacralizadas por el riesgo, por el impulso prometeico de negación a lo desordenadamente establecido. El habla de comienzos de los 70. Yo me topo con graffitis y tatuajes mucho después, cuando han sido profanados como signo de moda (moda de la que abominará Baudrillard en el capítulo siguiente, dejando aún más clara su posición). Y me repugnan con la misma intensidad que las pelucas y los polvos de arroz y lunares dieciochescos. Y, pese a todo, sé distinguir y apreciar los tatuajes vinculados todavía hoy a mundos donde el riesgo se halla presente, en cuerpos militares, en bandas mafiosas, en submundos carcelarios. De ahí que me irrite tanto cuando me los encuentro (como caricatura de las señas de identidad de los antiguos gremios) en las carnes abundosas de es@s cociner@s usac@s o de es@s rocker@s o de es@s modist@s o de esas estrellas de Hollywood que viven sólo en función de su ego y su capricho. 







sábado, 21 de enero de 2017

LA HORA DE LA VERDAD



Tras casi tres meses de pajeos especulativos y elucubraciones de todo tipo, en los que algunos (como mi amigo Carlos Tena y yo) hemos disfrutado como enanos viendo el creciente desasosiego de la SOROridad y el atlantismo, ahora llega LA HORA DE LA VERDAD. Donald, no seas patoso y no defraudes nuestras expectativas.




"Si Trump cumple sus promesas, el mundo será un lugar diferente" (Bashar al Assad)

“Confiamos en aunar fuerzas con Estados Unidos en la lucha contra una amenaza real y no inventada: el terrorismo internacional” (Vladimir Putin)

"Long live Mr Trump! We are alike" (Rodrigo Duterte)

"El mundo será un lugar mejor con el nuevo presidente estadounidense" (Viktor Orban)

"Trump cuenta con Francia y no con su fantasma" (Marine Le Pen)


“In Trump we trust” (Alexandr Dugin)