viernes, 20 de marzo de 2009

PISO PILOTO


Una información densa, abundante y rigurosa me esperaba nada más llegar a casa. La reciente urbanización del descampado mira hacia el futuro y aleja de nuestras memorias la historia trágica de la avenida. Mi calle tiene un oscuro bar de húmedas paredes pero fuera se respira una vitalidad incontestable. A quien debo devolver la llamada es a mi querida tía María del Carmen que me reclama en Alburquerque, feliz y acomodada. Nuestro ascensor comunitario posee un concepto rítmico muy simple: un tiempo fuerte marcado en el arranque y un tiempo débil marcado en sus oxidados engranajes. Pero su "chin-qui-tink" va progresivamente variando hacia complejos polirritmos según avanzan los pisos. Vivo en un 19.

Giré repetidas veces la llave (segunda tarea pendiente: engrasar de una vez la cerradura) y al abrir me encontré con mi casera en posición "abierta". Pronto nos vimos inmersos en una búsqueda máxima de grados conjuntos y notas comunes. Los vecinos de enfrente, gente corriente, se quejan constantemente; no comprenden nuestra defensa a ultranza del ritmo binario y contínuo. En los años 70 surgió una polémica en el edificio que enfrentó a defensores del ternario y activos partidarios del ritmo binario, fisiológico y africano.

La chica del 17 suele subir a pedir manteca. Me siento un improvisador melódico que goza de diferentes grados de libertad. Dispongo de muchas posibilidades al acompañar a una solista como ella. Desde la simple paráfrasis del tema, pasando por la improvisación estrictamente tonal, los cromatismos diversos, notas de paso y hasta incursiones basadas cada vez más en tonalidades extrañas que tanto aprecian nuestros consumidos cuerpos, prestos al acoplamiento.

Viaje iniciático al descansillo. Los lunes proclaman la gravitación universal del espíritu vecinal. Ella dibujó el escenario, planteó el conflicto y las reglas del juego y me predispuso a entrar en una apasionante aventura narrada con admirable fluidez, en la que no faltan los peligros, las luchas pornográficas grecolatinas, la inquebrantable ironía y los Caballeros Rojos que expiran en sus brazos. Tradiciones artúricas en la cesta de la ropa recién lavada. Nuestra elegante portera revela un pasado majestuoso y es capaz de provocar una instantánea sensación de acogimiento soberano y divino en cuanto sus frondosas curvas dan sombra mientras el sol aprieta (pero no ahoga). Su piel fría es una mezcla de novela de aventuras y parodia literaria. Busco un sentimiento nuevo que mantenga alta mi vida.

El 6 de octubre de 1871 se inició la primera gran gira de espirituales a cargo de los once "Jubilee Singers" del colegio Fisk de Tennesee, una auténtica epopeya que les llevó hasta las cortes del zar, de Federico III y de la reina Victoria. La micronación de mi cada vez más musical edificio está coronada por tres deliciosas princesas secretas.

La portera: aroma elegante de manzanas verdes; en el paladar resulta fresca y amable, con finura sostenida por una buena persistencia

La casera: sabrosa, con nervio, pletórica de recuerdos, con cuerpo y solera

La vecina del 17: muy compleja y equilibrada, con notas florales y sabores herbáceos; en boca domina un final de delicado amargor.




3 comentarios:

el zurdo dijo...

Desde que he leído este texto no me puedo quitar del magín ciertas imágenes de Rodrigo García (como aquellas que cantaba con el grupo SOLERA: "me sé muy bien tus bemoles, tu rallentando final"). Sacerdocio musical, devociones espirituosas de fino catador, torrideces varias... un interesante modo de constatar que VOLVERA A REIR LA PRIMAVERA.

ROYO-VILLANOVA dijo...

Señor, ¡qué admirable gradación floral! ¡Qué admirable sensatez y acogimiento el suyo! ¡Qué lucidez! Le ruego que por favor desprecie mi enhorabuena y la tire usted a la basura, pues a su texto le resbala y, debo pensar, en consecuencia, que también a usted.

A su texto le basta con saberse historia. Y a usted, con saber que ha hecho historia.

Sí debo decirle que le admiro y envidio, y que por dios, no deje usted su vecindario en algún tiempo. Quizá sea momento de dibujar láminas pornográficas a pastel, muy coloridas y explícitas. Preciosas.

Ahora, permítame que me quite el antifaz: Royo-Villanova.

Natacha dijo...

jgwritujiorfj

Schön!!